Atiende FND 40 solicitudes de crédito para ciclo agrícola primavera–verano 2018

La Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND) ha recibido alrededor de 40 solicitudes de crédito, entre nuevas propuestas y para renovar, a fin de que los productores cuenten con recursos para la preparación del ciclo agrícola primavera–verano 2018, informó el agente estatal de esta dependencia, Agustín Rubio Perales.

El funcionario explicó que independientemente de que hay algunas alianzas estratégicas entre fábricas de agroquímicos y productores para apoyarse mutuamente, los campesinos solicitan créditos para la siembra de maíz, trigo y cebada, aunque también ha habido solicitudes para la compra de ganado.

Rubio Perales mencionó que la FND no tiene programas nuevos para 2018, por lo que se mantienen los esquemas crediticios tradicionales y se da un fuerte impulso al denominado Productores Pequeños, dirigido a los trabajadores del campo que no tienen grandes extensiones de tierra, “que son los que más hay en el estado y son los que impulsan la economía desde la base, son los que nos dan de comer, los que producen el maíz que al final se acopia y comercializa por miles de toneladas”.


La Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero también opera el programa de Turismo Rural, en combinación con la Secretaría de Turismo (Sectur) federal, en el que sigue habiendo un fondo de mil millones de pesos para atender proyectos en este rubro de todo el país.

El agente estatal de FND recordó que hasta el año pasado había cuatro solicitudes de financiamiento en Tlaxcala, las cuales se “habían movido lentamente” y en 2018 ya se recibieron otras cuatro.

“Como son proyectos a largo plazo, requieren un análisis un poco más delicado, pero van caminando. Las propuestas nuevas son para desarrollar habitaciones en la zona de Nanacamilpa y Huamantla”, detalló.

La inversión solicitada es de alrededor de 2 millones de pesos en promedio por cada uno de los nuevos proyectos, los cuales son más cuantiosos con respecto a  cuatro anteriores que son para el desarrollo de infraestructura como son vehículos de recreación y canchas deportivas.

El programa de Turismo Rural mantiene las mismas características que el año pasado y “el inicio de 2018 lo podríamos calificar de positivo, sobre todo en la parte de agricultura y ganadería, y sostenido en la parte de comercio y servicios”, apuntó Rubio Perales.