Asociación civil solicita a autoridades cuidar los monumentos históricos

La Asociación Civil Tlaxcala pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural solicitó de manera urgentemente la intervención de autoridades federales, estatales y municipales, para prohibir de manera contundente el fijar de las columnas de los portales del centro histórico de la capital tlaxcalteca, los soportes de instalaciones para eventos que se realizan en la Plaza de la Constitución de Tlaxcala.

Lo anterior, advierte, podría provocar severos daños o el colapso de dichas estructuras en caso de que se presente un fenómeno natural.

A través de un escrito, Yolanda Ramos Galicia, presidente de esta organización, y Óscar Sánchez Ramírez, integrante de la misma, refieren que “diversas estructuras como carpas, arcos metálicos para espectáculos musicales, entre otros, son sujetados a las columnas del portal grande, principalmente, lo anterior constituye un peligro inminente, para el patrimonio cultural, consistente en la singular arquitectura manifiesta en los portales de nuestra ciudad, muestra única de la fundación de la misma, emblema de las ciudades fundadas en el siglo XVI, en nuestro país”.


Es importante señalar –abundan– que, las columnas de los portales están diseñadas para soportar esfuerzos de compresión, pero jamás a esfuerzo de flexocompresión, su resistencia en este caso es evidente, porque han soportado el peso de las construcciones sobre ellas, durante más de cuatrocientos años.

“Aún más, estas columnas  están diseñadas para recibir esfuerzos en el sentido vertical, en este caso, el peso de los espacios arquitectónicos sobre el portal pero, jamás podrán soportar esfuerzos en forma horizontal, como son los empujes o arrastres provocados por los soportes  colocados en forma de retenidas para contener las estructuras de lonarias o de marcos metálicos de los escenarios y equipos de sonido”.

La asociación advierte colapso de columnas de los portales

En caso de  presentarse algún fenómeno natural, advierten, cuando persista la colocación de sujeciones indebidas a las columnas, ya sea un sismo o tormenta, podrían originar el colapso de cualquier columna del portal, “situación que sería de lamentables consecuencias, no solo en detrimento del patrimonio cultural, sino lo más grave y lamentable sería la pérdida de vidas humanas”.

“Es necesario aclarar que, no estamos en contra de los eventos que puedan realizarse  en este sitio pero exigimos respeto a nuestro patrimonio cultural y, también lo relacionado con la integridad de las vidas humanas”, establece la asociación.

Por otro lado, Yolanda Ramos Galicia, también reveló que Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Centro Tlaxcala ha dado permiso para la modificaciones a un edificio ubicado en el primer cuadro de la capital tlaxcalteca, en detrimento de su declaratoria como monumento histórico.

“La sociedad tlaxcalteca se pregunta cómo es posible  que la institución que está para conservar el patrimonio histórico arquitectónico  sea la misma que da permiso para destruirlo”, apunta la antropóloga.

Permite INAH destrucción de monumento histórico

“Lo anterior es porque tengo conocimiento que la delegación del INAH en Tlaxcala acaba de dar permiso para agrandar la entrada principal de una casa con medidas que van a afectar visiblemente en su interior el monumento número 13 de la calle Vicente Guerrero. Esta casa monumento, está en una calle del primer cuadro  de la ciudad de Tlaxcala, formando un conjunto de casas que se han conservado sin grandes alteraciones, que son de un solo nivel, continuando el conjunto hasta la calle de Porfirio Díaz, que conservan su fisonomía y partido original, y por ello, se consideran un monumento histórico. Además, están en la lista  de la Declaratoria  emitida en abril de 1986 por Decreto Presidencial, firmada por el Lic. Miguel de la Madrid Hurtado”.

Por ello, asienta la presidente de la Asociación Civil Tlaxcala pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural “es importante conservar dichos monumentos  que constituyen un ejemplo de la arquitectura  tradicional no sólo en Tlaxcala sino de nuestro país”.

Observa que para dar permisos al respecto, se debió haber convocado al Consejo Nacional de Monumentos Históricos del INAH, con la finalidad de analizar lo que es conveniente resolver, ya sea dar o negar los permisos y no actuar irracionalmente sin conocer la historia urbano-arquitectónica de nuestra ciudad y, sobre todo los inmuebles catalogados como monumentos históricos.

“¿El director general del INAH conocerá de la destrucción que se hace del Patrimonio Cultural en el estado de Tlaxcala? Se le hace un llamado para que ponga fin a estos atropellos que ponen en evidencia la institución de reconocido prestigio a su cargo”, finaliza Ramos Galicia.