APROVECHAR LOS AÑOS EN LA UNIVERSIDAD, TECNOLÓGICO O NORMAL

Aprovechar los años

Aprovechar los años en la universidad, el tecnológico o la normal. Es más importante cómo van los jóvenes, que a dónde. La mayor parte asiste con la idea de cursar una carrera que le garantice un buen trabajo y un buen sueldo.

Cuando deberían concentrar sus esfuerzos en el desarrollo de capacidades y habilidades. No tiene que verse a la Institución como una prestadora de servicios, sino como un espacio de encuentro, de posibilidades, de liderazgo.

Son cuatro años para construir capital social y cultural. Ahí se encuentra con quienes integran una generación y compartirán, cuando menos, con otras tres. Es oportunidad para hacer relaciones sociales.


Muchos jóvenes se encuentran identificados con sus amigos de secundaria y preparatoria. Sin embargo, es necesario ampliar ese círculo con nuevos compañeros. La diversidad permite enriquecerse con nuevas ideas, propuestas, proyectos, etc.

Quizá la relación más importante a cultivar sea con los maestros. Hay que identificar quienes son “los que valen la pena conocer”. Los académicos reconocidos por su práctica docente o de investigación.

Con esos hay que establecer contacto, intercambiar ideas y convertirlos en asesor, tutor o mentor. Hay que fijarse sobre todo en aquellos que están de tiempo completo en la institución y tienen prestigio acreditado. Olvidarse de las estrellas.

Los estudios de egresados muestran que las relaciones más importantes para encontrar empleo o trabajo son los compañeros y los maestros. Una buena relación se puede convertir en puente hacia otros espacios dentro y fuera de la universidad.

Hay que aprovechar las posibilidades de apoyo financiero. Aplicar para todas las becas habidas y por haber, sobre todo cuando estas permiten movilidad hacia otras instituciones y lugares.

La encuesta Alumni Strada–Gallup encuentra que “una conexión profunda con un mentor, asumir un proyecto académico sostenido y jugar un papel importante en una organización del campus”, tiene el mayor impacto. Aprovechar los años en la universidad, tecnológico o normal.