Aprobó Congreso las cuentas públicas de Ixtenco, Calpulalpan e Icatlax de 2017

Con la aprobación de las cuentas públicas de los municipios de Ixtenco y Calpulalpan, así como del Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Tlaxcala (Icatlax), los integrantes de la LXII Legislatura concluyeron la calificación de los estados financieros de los 105 entes fiscalizables del ejercicio fiscal de 2017.

En sesión extraordinaria, los diputados avalaron sin objeción esos tres dictámenes, a pesar de que en algunos de los casos había señalamientos, imputaciones, dudas y hasta observaciones del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) pendientes de saldar.

Es el caso del Icatlax, en donde a pesar de que el OFS detectó algunas inconsistencias, ya que tiene en su estado de Ingresos y Egresos al cierre del ejercicio un sobregiro presupuestal en los capítulos del gasto en materiales y suministros por 322 mil 825.85 pesos, en servicios generales por 5 millones 388 mil 246.29 pesos, bienes muebles, inmuebles e intangibles por 221 mil 506.50 pesos y en inversión pública por 6 millones 653 mil 241.47, asimismo presenta subejercicio en el capítulo de servicios personales por 7 millones 909 mil 214 pesos, los diputados avalaron esta cuenta pública.


Lo mismo ocurre con las cuentas de Ixtenco y Calpulalpan, en las cuales existen observaciones pendientes de solventar por probable daño patrimonial, pero como el monto “se ubica dentro de los márgenes de razonabilidad que exige el manejo, custodia y aplicación de los ingresos, egresos, fondos y en general de los recursos públicos”, decidieron aprobarlas.

No obstante, apuntaron que a pesar de la validación de estas cuentas públicas, no exime de responsabilidad a las autoridades municipales, por lo que instruyeron al OFS dar seguimiento a las observaciones pendientes de solventar por posible daño patrimonial incluidas en el informe de resultado.

“Se instruye al Órgano de Fiscalización Superior a dar seguimiento a las observaciones pendientes de solventar, por lo que el presente dictamen no modifica, solventa, limita o implica nulidad de las observaciones, las que continuarán subsistentes, conforme a los informes de resultados, salvo las solventaciones que hubiesen sido procedentes realizadas en términos de la base novena de las bases del procedimiento interno para la dictaminación de las cuentas públicas del periodo enero–diciembre del ejercicio fiscal 2017, por lo que los entes fiscalizados están obligados a sujetarse a los procedimientos de responsabilidad administrativa, penales y o indemnizatorios o cualquier otro que legalmente resulte procedente”, refiere el fallo.

Además, los diputados exhortaron a esos dos ayuntamientos a aplicar la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Tlaxcala, a efecto de determinar las responsabilidades administrativas a que haya lugar en relación a las observaciones que no fueron solventadas de tipo administrativo.