Apremian al gobierno a impulsar proyecto de amaranto ante crisis en el campo

Perfecto Barrales Domínguez, presidente del Consejo Estatal de Productores del Sistema Producto Amaranto, pidió al gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez que el proyecto alternativo para la mezcla de este cereal con maíz nativo, sea considerado como un trabajo “de Estado y no solo de la dirección de una dependencia”.

Refirió que el pasado viernes 13 entregó un escrito dirigido al mandatario tlaxcalteca, para exponerle este planteamiento, luego de que el 20 de marzo de este año presentara por escrito esta propuesta para industrializar esos cultivos.

“Sin embargo, la Secretaría Particular me turnó a la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa) y el personal de José Luis Ramírez Conde (titular de esta dependencia) me remitió con el director Noé Cuapio”, comentó.


Barrales Domínguez afirmó que recibió un buen trato por parte del funcionario, pero consideró que el proyecto “que presenté, debe ser un trabajo de función de Estado y no solo de una secretaría, como es en este caso la Sefoa”.

Asimismo, señaló que es apremiante el impulso de este tipo de planes para mejorar la situación del sector agropecuario, ya que ha sido “abandonado por el gobierno federal, estatal y municipal; los campesinos estamos con mucha pobreza y enfermedades”.

Apuntó que esta condición ha propiciado una crisis que ha orillado a los ejidatarios a vender sus tierras “a empresarios españoles, alemanes, italianos, austriacos y norteamericanos” para que instalen sus plantas en esta entidad.

“Otra problemática es que ante la falta de oportunidades los hijos de familias campesinas del país tienen tres caminos: ser maquiladores con salarios bajos, emigrar a Estados Unidos arriesgando su vida o ingresar al narcotráfico”, señaló.

Ya no tenemos otras opciones, además –añadió-, las medidas económicas y agresivas del gobierno norteamericano, son otro factor que tenemos en contra. “Solo vemos declaraciones, exhortos y reclamos mediáticos del presidente Enrique Peña Nieto pero no se toman acciones concretas con proyectos de contenido nacional”.

Pidió al gobernador del estado tener confianza hacia los hombres del campo tlaxcalteca, “a los pequeños productores, así como –acentuó- la tiene a empresarios transnacionales”, principalmente a los del sector automotriz.

“Una de las cosas que nos puede salvar, económicamente y de enfermedades, es nuestra cultura milenaria del maíz y amaranto, de la que México es origen”, recalcó.