Alerta Condusef sobre falsos gestores de reestructuración de adeudos

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) detectó a personas que intentan defraudar a la gente supuestamente ayudándola en la reestructura de sus adeudos, por lo que el subdelegado de esta institución en Tlaxcala, Edgar Carvajal Espino instó a no trabajar con intermediarios.

Explicó que bajo la promesa de reestructura de adeudos, hay personas que engañan a la población, pero aclaró que la Condusef no funciona como intermediaria en el pago de pasivos entre instituciones financieras y los usuarios.

“La Condusef no tiene ningún intermediario, no se dejen sorprender cuando una persona supuestamente de Condusef se comunica para decirles que va a hacer el trámite o que lo va a sacar del buró de crédito, porque eso es falso, o sea, ninguna persona puede sacarlo del buró de crédito, la única manera es pagando las deudas o en caso de que haya una cuenta en el buró que no es de la persona, se debe hacer un reclamo y que la institución se dé cuenta que no es la persona, solo así la institución es la que lo quita de ahí, no hay ninguna persona que pueda limpiar un mal comportamiento en el buró de crédito”, expuso.


En su modus operandi, explicó que los defraudadores emiten corridas financieras para liquidar deudas de tarjetas de crédito mediante pagos mensuales; posteriormente, entregan a los usuarios “recibos de pago” apócrifos que acreditan los supuestos depósitos que realizan de forma mensual.

Después de que el usuario realizó todos los pagos, los falsos gestores expiden una “carta finiquito” enviada supuestamente por la institución financiera en la que señalan que “de acuerdo con su historial crediticio, le informamos que el adeudo que tuvo con nosotros fue en su totalidad liquidado”, lo cual resulta falso.

En consecuencia, la Condusef hace un llamado a la población para evitar que sean víctimas de estos delincuentes, que buscan obtener un beneficio económico.

Edgar Carvajal reiteró que ninguno de los funcionarios de la Condusef está facultado para realizar visitas en el domicilio del usuario ni solicita datos personales, NIP, token, números de cuenta o cualquier otra información personal, ni relacionada con algún producto o servicio financiero que haya contratado.

Tampoco acude al domicilio a ofrecer la reestructura de adeudos, no otorga o tramita créditos; no corrige o elimina registros en el buró de crédito ni tampoco solicita pagos o dádivas por los servicios que presta.