Aún hay quienes se resisten al cambio en el Poder Judicial: Maldonado

El presidente del TSJE, Héctor Maldonado Bonilla conminó al personal a dejar viejas prácticas en el desempeño de sus funciones y, sobre todo, a asumir con humildad una actitud de servicio. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Uno de los retos del Poder Judicial establecidos para el segundo semestre del año, es el de vencer la resistencia al cambio, pues todavía hay quienes se oponen a incorporarse al nuevo ritmo de trabajo, pero sobre todo a asumir con humildad una actitud de servicio, por lo que Héctor Maldonado Bonilla, magistrado–presidente, conminó al personal a dejar viejas prácticas en el desempeño de sus funciones.

Al rendir su primer informe de trabajo semestral en el salón de plenos de Ciudad Judicial, Maldonado Bonilla, quien asumió el cargo en febrero pasado, enfatizó los tres principales desafíos y planteó avanzar “decididamente” hacia la puesta en marcha y consecución de todas las líneas de acción del Plan Estratégico Institucional 2018–2020, el cual registra un avance de 27.7 por ciento.

En sesión, rindió cuentas sobre las acciones emprendidas y al mencionar el primer reto para los próximos meses del año, exhortó a los integrantes del Consejo de la Judicatura y al personal administrativo, a no disminuir el ritmo de trabajo ni el compromiso, “pues la tarea de transformar al Poder Judicial, si bien está en curso, no es un proyecto acabado”.


El segundo –dijo– es vencer “la resistencia al cambio, pues todavía hay quienes se oponen, sin fundamento, a incorporarse al nuevo ritmo de trabajo ordinario  y administrativo,  pero sobre todo a asumir con humildad una actitud de servicio”, por lo que los requirió “a dejar de lado viejas prácticas y actitudes que no están a la altura” de este Poder Judicial, y a dar resultados en el corto y mediano plazo, pues reiteró que la justicia “no espera”.

Al citar el tercer reto –ante personal y representantes del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) y de la Contraloría del Ejecutivo– convocó a los servidores públicos de este órgano jurisdiccional a sentirse parte activa y a desempeñar con pasión su trabajo, pero subrayó que el verdadero desafío es que al término de esta administración se entregue al estado un Poder Judicial de vanguardia y con humanismo institucional.

En entrevista, refirió que es normal que en todo cambio de estrategia exista cierta resistencia, pero que es lo más complicado. Aclaró que su mensaje no está dirigido a nadie en particular, sino a los 622 trabajadores.

“Hay viejas prácticas que tenían, como la de estar acostumbrados a cumplir determinado tiempo de trabajo, a tratar mal a la ciudadanía y a no dar más allá de las actividades que se deben llevar a cabo o de burocratizar los procedimientos, en lugar de poner al ciudadano no en el centro de las acciones sino en el último lugar. Mucho de lo que implemento es porque lo viví como litigante”.

Por eso, insistió en que los procesos deben modernizarse y comentó que ha realizado recorridos en los distritos judiciales, pero se ha enfocado más a los foráneos y que a partir del 1 de agosto los incrementará.

Dijo que en esas visitas ha observado que se necesita focalizar “todos los esfuerzos” y que los usuarios de esas regiones de la entidad necesitan mayor atención, pues los juzgados se ubican en inmuebles que han sido adaptados para funcionar, por lo que planea, a corto plazo, la posibilidad de contar con edificios más adecuados, a través de comodatos con alcaldes, entre ellos los de Calpulalpan y Zacatelco.

Apuntó que las omisiones por parte de los servidores públicos y la dilación en la resolución de asuntos, es una de las principales quejas de la ciudadanía, por lo que hacia este punto se han enfocado las acciones para reducir los tiempos de tramitación, a partir de que inicien funciones los tres juzgados modelo en agosto próximo.

Sobre el tema del próximo gobierno federal, refirió que como entidad federativa y como Poder Judicial “tendremos que funcionar, coexistir, cooperar y generar vínculos importantes”. Mencionó que la ex ministra Olga Sánchez Cordero y posible integrante del gabinete de Andrés Manuel López Obrador, triunfador de la elección del 1 de julio, ha declarado sobre la postura de este, en el sentido de buscar autonomía financiera de los poderes locales.

“Estamos optimistas de que pudiera darse verdaderamente un cambio y como poderes judiciales impulsarlo”, pues según la propuesta a la que se tuvo acceso, “va a implicar que se pueda otorgar un porcentaje del Presupuesto de Egresos de los estados para los poderes judiciales”, indicó. Agregó que otros temas son la inamovilidad, la carrera judicial y garantizar un haber de retiro (prestación económica) “digno” para quienes concluyan funciones jurisdiccionales.

En cuanto a la situación del personal meritorio, respondió que hay gente “que estaba en los órganos jurisdiccionales y no tenía nada qué hacer, normalmente se vuelven hasta emisarios o delegados de los despachos de abogados, es una mala práctica”.

Pero –afirmó– ya no serán meritorios, sino practicantes judiciales y tendrán derechos y obligaciones como tales, integrados a las plantillas del Poder Judicial, para prestar sus servicios aprendiendo por un tiempo razonable. Se va a regular por parte del Consejo de la Judicatura. Maldonado Bonilla aseguró que la corrupción “se va combatiendo”.

Luego de concluir la entrevista con el magistrado–presidente, una joven se acercó a los reporteros a dar su versión sobre este tema, pues señaló que tiene tres años “haciendo meritorio, desde agosto de 2015. Me dijeron –agregó– que no podían otorgarme una plaza, pero que era la forma de ingresar a hacer una carrera judicial”.

Comentó que en diciembre pasado solamente realizó una guardia en el Juzgado de Control y Juicio Oral de Sánchez Piedras, pero que hasta ahora “no hay ninguna otra cuestión, siguen sin resolver, me dan largas, sin ningún pago, con horario de hasta seis horas, de lunes a viernes”.

La joven se identificó, sin embargo, pidió el anonimato por temor a alguna represalia, y anotó que su título profesional de licenciada en Derecho fue expedido en noviembre de 2014 “y ya se cumplieron los tres años de antigüedad que piden para ingresar a la plantilla de personal. Hay aproximadamente ocho personas más en esta situación”.

Ejercido, 40 por ciento del presupuesto 2018

Durante el informe, Héctor Maldonado realzó que existe un ahorro de alrededor de 864 mil pesos y puntualizó se ha ejercido 40 por ciento del presupuesto correspondiente a este año por un monto total de 254.5 millones de pesos, es decir, han sido gastados alrededor de 104.8 millones. “Se solicitó y obtuvo de la Secretaría de Planeación y Finanzas (SPF), la aplicación de un subsidio de 33 por ciento, en el pago que se realizó por concepto de Impuesto sobre Nóminas, lo que permite un ahorro de cerca de 1.3 millones de pesos, en lo que resta de 2018”, añadió.