Advierte Inifap que la plaga de roya en el trigo se transforma en cada ciclo agrícola

Debido a que el estado de Tlaxcala es el principal productor de trigo de temporal en el país, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap) advirtió que la plaga de roya en este cultivo “está aumentando y cambiando” en cada ciclo.

La entidad participa “con 70 por ciento de la producción correspondiente a los valles altos de México y en la última década se han sembrado 37 mil 200 hectáreas, aunque en 2008 alcanzó casi 50 mil”.

Alejandro Ceballos Silva, delegado del Inifap en Tlaxcala, refirió que dentro de la investigación en proceso, “se tiene que complementar la información sobre la roya de trigo porque estos problemas fitopatológicos, partiendo del hecho de que son  seres vivos, están aumentando y cambiando cada año y cada ciclo agrícola”.


Por ello, es necesario desarrollar nuevas variedades e innovar en tecnología. Asimismo, subrayó que la enfermedad tiene que ver mucho con la prevención del manejo, tanto de productos químicos  como de materiales tolerantes a la plaga.

“Y un aspecto muy importante es que los productores usen semilla certificada. Uno de los problemas que originan la roya en este cultivo y en otros, es que no se aplicaron materiales de buena calidad”.

Dijo que los estudios del Inifap muestran que prácticamente en todo el territorio estatal prevalecen condiciones para que se presenten diversas enfermedades, como royas de la hoja, roya amarilla, tizón foliar, mancha bronceada, mancha foliar, mancha de la hoja y tizón de la gluma, entre otros.

Pero la roya amarilla es la que en los últimos 10 años ha presentado mayores variantes (razas fisiológicas), que han vuelto “completamente susceptibles a diversas variedades como temporalera M87,  Juchi F2000 y Triunfo F2004.

De ahí que las más recomendadas con mejor nivel de resistencia a enfermedades son Nana F2007 y Altiplano F2007. Otras que tienen cierto nivel de tolerancia, con aplicación de fungicida, de preferencia, son Tlaxcala F2000, Rebeca F2000 y Náhuatl F2000, dijo.

Los estudios del Inifap precisan que la principal región de molienda de trigo en el país la conforman el Distrito Federal, Estado de México y Puebla, pero que el gasto por concepto de flete del grano para la industria es alto, ya que se transporta desde el noreste.

“Por esto, la producción de trigo en Tlaxcala es muy atractiva para esta industria y sería una excelente alternativa para disminuir costos de producción en su harina y lograr mayor competitividad”, apuntó.