Adriana Dávila es la puntera en encuestas para la elección de gobernador: Cordero

El panista Ernesto Cordero Arroyo, senador de la República, acompañó este martes a la candidata al gobierno de su partido, Adriana Dávila Fernández, durante su gira de proselitismo por el municipio de Huamantla, donde destacó que su correligionaria está arriba en las encuestas y será la próxima titular del Poder Ejecutivo de Tlaxcala.

El senador de la República del Partido Acción Nacional (PAN) reconoció en Adriana Dávila a una mujer comprometida, honesta, pero sobre todo distinta a sus adversarios políticos.

Destacó que a él y a la candidata al gobierno los unen coincidencias en términos políticos y familiares.


“Adriana Dávila es la única candidata que no representa la continuidad de un proyecto que tiene sumergido a Tlaxcala en la pobreza y la marginación. Adriana representa el cambio y el fin de una era de corrupción que ha estancado al estado”, señaló Ernesto Cordero.

Por ello, pidió a la estructura del PAN cuidar los votos y seguir convenciendo a los ciudadanos de votar por el proyecto de cambio que representa Adriana Dávila.

Apuntó que el fraude electoral ha sido una acción recurrente por parte del gobierno de Mariano González Zarur, quien seguramente intentará ganar a través de artimañas como las ocurridas en 2013.

Cordero Arroyo recalcó que no es la primera vez que en Tlaxcala el gobernador intenta hacer fraude, recordó que en 2013 aparecieron en el órgano electoral boletas anuladas del PAN y más votos a favor del PRI; “esta vez no nos la van a aplicar”, aseveró el senador de la República.

En tanto, Adriana Dávila agradeció el apoyo del senador de la República y pidió a los asistentes votar por su proyecto el próximo 5 de junio y seguir convenciendo a los ciudadanos de que el PAN representa el cambio que necesita Tlaxcala.

Por otra parte, el panista Ángelo Gutiérrez Hernández señaló que la guerra sucia emprendida por el PRI y el PRD en contra de la candidata del PAN al gobierno, es la misma, es decir, con el mismo interés de bajar a quien lleva delantera en las preferencias electorales.

Aclaró que la relación familiar entre el candidato del PRI, Marco Mena y la abandera del PRD, Lorena Cuéllar, los obligan a unirse para privilegiar la guerra lodo en lugar de dedicarse a presentar propuestas claras, realistas y responsables.