Admite Lorena Cuéllar que hace campaña a la diputación con miras a elección de 2021

Lorena Cuéllar comenta que sigue luchando por las personas que tocaron las puertas con ella en los comicios de 2016 y que le dieron su confianza. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Con prácticamente una curul asegurada en la Cámara Baja del Congreso de la Unión –dada su posición en la lista plurinominal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)–, la candidata a diputada federal de la coalición Juntos Haremos Historia, Lorena Cuéllar Cisneros reconoce que a la par de ganar la votación en el distrito 03, hace campaña para construir una eventual candidatura al gobierno de Tlaxcala en 2021.

Argumenta que su decisión de buscar esa postulación es el compromiso que tiene con las personas que la apoyaron en 2016 en su fallido intento por gobernar Tlaxcala. “Estoy en deuda con todo el estado porque me ha dado la oportunidad más bella de mi vida, de hacer lo que me gusta hacer, que es servir a la gente”, sostiene.

Sin embargo, advierte que deberá ganar la votación el próximo 1 de julio en el distrito electoral federal 03 –que integra a 26 municipios y tiene como cabecera a Zacatelco–, “pues para mí es muy importante ganarlo porque soy la responsable de ese distrito ante Andrés Manuel López Obrador –candidato presidencial–, porque ha depositado una gran confianza que no puedo defraudar y, sobre todo, defraudarle también a México, si no lo hiciera”.


En entrevista con La Jornada de Oriente, la ex priista y ex candidata al gobierno del estado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en 2016 considera que las elecciones de 2018 son históricas y representan la oportunidad de hacer la cuarta transformación de México, “nos compete –apunta– a todos los mexicanos sacar adelante al país, que lo han hecho pedazos, han entregado todas las riquezas de los mexicanos a unos cuantos, para la corrupción, para la impunidad”.

“Hoy es el momento para que los mexicanos salven a México, saquen adelante a un país que está en el abandono, que tan solo en cinco años duplicó la deuda externa, que de 8 pesos que recibió el gobierno en el poder del precio de la gasolina subió a más del doble, está ya casi a 20 pesos”, abunda la candidata de la coalición que integran Morena y los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES).

Hay, refiere, altos índices de inseguridad, corrupción, impunidad y feminicidios, “es terrible, cualquier tema que uno hable es una situación de dolor. Han sumido a México en la pobreza de 20 millones a 53 millones de mexicanos en tan pocos años y algo tiene que hacer la ciudadanía, si nos quedamos estancados, si no trabajamos, si no hacemos algo por quitar este régimen, entonces volveremos a vivir más privatizaciones. Como decía una compañera, están a punto de privatizar hasta el aire, nuestros sueños, la esperanza. Hoy es el momento en que todos estemos trabajando para cambiar este sistema, peor de lo que estamos no podríamos estar”.

La también senadora con licencia asegura que en los recorridos que hace para promover su candidatura ha encontrado un hartazgo hacia el PRI y el PAN por haber impulsado las reformas estructurales. “Eso es muy común, no sé cómo (los candidatos de esos partidos) hagan sus visitas a las casas, si van de otro color para que no vean que son del PRI o del PAN”.

Ello le permite vaticinar que su triunfo en las urnas será por el hartazgo social existente, pero también por sus propuestas legislativas. “Creo que aquí se conjugan las dos cosas, por una parte saber que vamos a estar mejor, que vamos a cambiar, que viene un régimen que tiene como principios no robar, no mentir y no traicionar. La mayoría de los políticos van a eso, van a ver qué sacan, qué negocian, de qué sacan provecho, porque seguramente no tienen en la mira continuar con un proyecto”.

A diferencia de aquellos, Cuéllar Cisneros sostiene que su proyecto de vida “ha sido precisamente dar resultados, uno no puede ir a pedir el voto si no le ha dado resultados a la gente, yo fui (al Senado) a defender al pueblo de México, en la medida que pude, desgraciadamente fuimos muy pocos los que votamos en contra de las reformas estructurales, los que tenemos bien puesta la camiseta de México, no de un partido”.

“A mí nadie puede venir a reprocharme que fui una traidora a la patria. Alguien que vota en contra de un pueblo es un traidor y a mí nadie me lo puede decir, porque todas mis votaciones siempre han sido pensando si va a beneficiar al pueblo”.

Por eso, pide a la gente que vote en línea por los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia: a la Presidencia de México y al Congreso de la Unión, porque es la única manera de abrazar el proyecto, de cumplir con las expectativas que se tienen. “Sería imposible si tuviéramos una Cámara como la del día de hoy y que pudiéramos aprobar un aumento al salario mínimo, por ejemplo, mientras esté una Cámara PRI–PAN a modo, porque eso implica quitarle presupuesto al gobierno”.

Lorena Cuéllar prácticamente tiene asegurada su curul en la próxima Legislatura federal, pues fue ubicada en la tercera posición de la lista de candidatos por la vía de representación proporcional de Morena, sin embargo, dice que se ha olvidado “totalmente” de esa posibilidad y hace campaña para ganar la elección de mayoría.

“Agradezco que esté en la lista plurinominal, lo valoro mucho, porque Andrés Manuel me ha tenido esta distinción y pude salir en una votación nacional, que me dejó muy bien posicionada como su coordinadora nacional, como mujer. Sin embargo, eso me compromete más con Andrés Manuel, me compromete más con México, me pude haber quedado en el Senado, mandé un escrito al Instituto Nacional Electoral (INE) y me respondió que no era necesario que pidiera licencia, pero lo hice”. En su lugar quedó su suplente Alejandra Roldán Benítez.

Afirma que está trabajando, caminando todos los días y haciendo reuniones, pues “quiero ganar el distrito 03”.

Algunas de sus propuestas legislativas son garantizar el acceso a la universidad a todos los jóvenes sin necesidad de que presenten un examen de admisión, “porque eso ya se volvió un negocio, hay corrupción y tenemos que darle la oportunidad a los jóvenes para que no haya ningún rechazo en las universidades”.

También otorgarles una beca que les permita por lo menos cubrir sus gastos necesarios para trasladarse a su escuela y continuar con sus estudios a fin de evitar la deserción escolar. “Ellos le llaman paternalismo, pero finalmente lo que más importa aquí es darle armas a esos jóvenes para que sean hombres de bien, que el día de mañana no estén en la drogadicción, en el alcoholismo”.

Asimismo, buscará legislar para asegurar un empleo a los egresados de instituciones de educación superior, reactivar el campo y “hacer que se produzca lo que consumimos en el país, no podemos estarle comprando a Estados Unidos cuando podemos ser los grandes productores”.

El combate a la pobreza, mejoras salariales, la gente más vulnerable, los derechos humanos, así como el combate a la corrupción “son temas que siempre me han apasionado” y que buscará subir al pleno de la Cámara de Diputados federal.

En sí, refiere que impulsará desde su curul los 50 puntos que contiene el proyecto de nación de Andrés Manuel López Obrador. Pero en esta campaña, admite, tiene la mira puesta en 2021.

–¿A la par del proyecto de Morena, está en la construcción de una eventual candidatura al gobierno del estado en 2021?

–Sí, es así. Finalmente habrá quien pueda decir: otra vez Lorena. Lo pueden decir y quizá lo puedan comentar quienes sean mis adversarios, pero Lorena ha dado resultados en todos los lugares donde ha estado.

“He tratado de dar los mejores resultados. Acabo de salir como senadora y obtuve el primer lugar como mujer a nivel nacional por iniciativas presentadas y, desde luego, pude llegar a la mesa directiva para representar a mi estado, lugar que me costó y que me dieran por un trabajo realizado, no por una componenda con otro partido para que esté ahí y apoye a otro partido”.

“Sigo luchando por esas personas que tocaron las puertas conmigo (en 2016), que me dieron su confianza, que fueron muchísimas y sé que gané la elección, la gente lo sabe y para todos ellos estoy en deuda, mientras no cubra esa deuda con mi estado no puedo dejar de luchar”.

Dice no tener ninguna opinión sobre sus contendientes, Guadalupe Sánchez Santiago de la coalición Por México al Frente y Sandra Corona Padilla, de Todos por México. “Están en su derecho de participar. Jamás descalificaré a un compañero”.

Cuéllar Cisneros señala que los otros partidos que la postulan están haciendo su trabajo para promover su candidatura. “Me están pidiendo mi imagen para hacer propaganda. Sin embargo, hoy el tope (de gastos de campaña) está siendo muy vigilado, estamos cuidando mucho el tope de campaña para que no haya una situación de por qué hay tanta publicidad”.

“No hice lonas, estoy haciendo muy poca publicidad, si acaso dos bardas por municipio, eso es nada, pero prefiero estar cerca de la gente, que me platique, que tenga mi teléfono y pueda comunicarse conmigo, que tenga un contacto directo, para mí eso es más provechoso que tener miles de propaganda, que además no puedo tener por el tope de campaña”.

–¿Ya actualizó su 3de3?

–La 3de3 ya está presentada, sin embargo, sabemos que van a volver con los golpes bajos, ya se empezaron a sentir y me pasará lo mismo que a Andrés Manuel, al que está arriba pues cómo lo bajo, a golpes, como los boxeadores.

Explica que la ley establece que se debe dar a conocer el costo del valor catastral de las propiedades, por lo que en su caso “no estamos mintiendo, yo pongo lo que pide la ley, si alguien dijera que se necesita que se haga el avalúo al día de hoy, eso es otra cosa, pero la ley me pide un valor catastral”.

Esta casa –se refiere al lugar donde se hizo la entrevista– es de una tía de hace muchos años, se construyó en los años sesenta o cincuenta y tantos, en ese entonces tenía un valor más o menos de 5 mil pesos, no sé, pero como le quitan los ceros por el cambio, entonces dicen Lorena miente, su casa no es de 5 pesos, pero sería tonto que pusiera una casa de 5 pesos, le puse así porque costaba 5 mil pesos de los viejos pesos.

Se dice segura de que la guerra sucia no afectará su imagen y campaña, pues “tarde que temprano, si haces una cosa mala se te va a regresar y yo he sido una gente muy afortunada a pesar de todo lo que he vivido en mi vida, me han enseñado a amar esta vida”.

Pie de foto:

Lorena Cuéllar comenta que sigue luchando por las personas que tocaron las puertas con ella en los comicios de 2016 y que le dieron su confianza