Acusan regidores de Zacatelco al alcalde Tomás Orea de incurrir en irregularidades

Cuatro regidores de Zacatelco acusaron al alcalde Tomás Orea de obstaculizar su trabajo en sus comisiones y de no informarles del presupuesto autorizado para la Comuna este año. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Cuatro de siete regidores del ayuntamiento de Zacatelco acusaron al edil Tomás Orea Albarrán de incurrir en una serie de irregularidades y de ofrecerles la cantidad de 80 mil pesos para que aprueben en cabildo la realización de sus proyectos.

En rueda de prensa, Jorge Esteban Arcos Guzmán, de la Comisión de Desarrollo Económico y Fomento Agropecuario; Angélica Carreto Padilla, de la comisiones de Educación, Cultura y Deporte y de Turismo; Cristian Díaz Vargas, de las comisiones de Salud y de Desarrollo Social; y Leticia Coronel Rodríguez, de la Comisión de Obras Públicas y Ecología, también denunciaron al alcalde de obstaculizar su trabajo en estas instancias y de no informarles del presupuesto autorizado para la Comuna este año.

De acuerdo con los regidores, el edil de extracción perredista violentó la Ley de Adquisiciones y Arrendamiento del Servicio de Tlaxcala en sus artículos 23 al 26, pues sin aprobación del cabildo procedió al cambio de luminarias en dicha Comuna.


“Nos deja una laguna importante, cómo se dio la firma de este contrato, ya que no se presentó solicitud en el Congreso del estado, ni la publicación en el Periódico Oficial, eso es una imposición del presidente municipal”, señalaron.

Leticia Coronel aseguró que el proyecto de las luminarias no fue aprobado por los regidores, en virtud de que la calidad de las lámparas era deficiente. Denunció que tampoco fueron informados del costo de la obra, aunque estiman que asciende a 24 millones de pesos, “pero no sabemos de qué partida se tomó el recurso”.

“Desconocemos el presupuesto del ejercicio de 2018, no sabemos cómo se está aplicando, para cada una de las comisiones. Sabemos que hay una prórroga, nosotros esperamos, pero nunca llegó, por ello hicimos del conocimiento al Congreso y al Órgano de Fiscalización de que no tenemos conocimiento de los recursos y de las comisiones”, abundó.

Otras presuntas irregularidades cometidas por Orea Albarrán son que no hay director de Agua Potable ni contralor; tampoco han sido ratificados el tesorero, el responsable de Obras Públicas y el director municipal.

Además, no se han celebrado sesiones de cabildo desde hace 31 días, “esto ya lo dimos a conocer al Congreso local; además de que hay gratificaciones económicas a la síndico, secretaria del ayuntamiento; y los regidores que están a favor del alcalde, hasta con 30 mil pesos el pago más alto”.

Revelaron que el alcalde perredista pretendió “comprarlos” con 80 mil pesos “para aprobar sus propuestas, pero nosotros no nos prestamos a esas acciones”.