Acuerdo bilateral entre México y EU no deja del todo satisfecha a Canacintra: Baltazar

El pacto bilateral de libre comercio entre México y Estados Unidos no deja del todo satisfecha a la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), pero “es lo que tenemos y hay que trabajar sobre lo que ya existe”, señaló el presidente de la delegación Tlaxcala de este organismo, José Luis Baltazar Santiesteban.

Además, dijo que el dirigente nacional de la Canacintra, Enrique Guillén Mondragón viajó a Washington para conocer el documento que se elaborará sobre este acuerdo entre ambos países, a reserva de la negociación que falta con Canadá en los trabajos de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Baltazar Santiesteban dijo que lo ideal es que se dé continuidad al TLCAN, de ahí que será necesario esperar a conocer el documento final y las metas.


“El comentario en este momento es de un signo positivo este acuerdo bilateral y eso se refleja en la valor del dólar que ha venido hacia la baja, pero tendríamos que esperar al próximo viernes para tener conocimiento del documento de ya cómo quedó redactado a fin de tener una idea más clara”, agregó.

El dirigente de los industriales del sector transformación en Tlaxcala refirió que había el pensamiento de que ya no se concretaría nada este año, pero consideró que el gobierno electo, que encabezará Andrés Manuel López Obrador a partir del próximo 1 de diciembre, “tuvo alguna injerencia y eso orilló a que las cosas se hicieran más rápidas”.

Además, anticipó que la Canacintra piensa crear un centro automotriz en Tlaxcala y “queremos enviar un mensaje de unidad, de que la única manera en que podemos salir delante de las circunstancias complicadas en generando alianzas”, de ahí la importancia del acuerdo comercial con Estados Unidos.

En el caso del sector automotriz, donde se eleva el umbral regional con acceso libre de aranceles a 75 por ciento, desde el 62.5 por ciento actual, destinado a impulsar la manufactura de automóviles en Norteamérica y la exigencia de que entre 40 y 45 por ciento del contenido de un automóvil sea hecho por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora, opinó que el ajuste de las remuneraciones no se da por decreto, “eso lo tenemos muy claro, pues sólo se da por competitividad, por una situación de oferta y demanda”.

Abundó que en Tlaxcala, tras la llegada de más empresas, “hay más competencia, una situación de generar más posibilidades favorables para el estado, Tlaxcala va caminando hacia mejores salarios, es un reto importante y tenemos que avanzar hacia esa meta, no es fácil, pero estamos en el camino correcto”.