Actividad legislativa secuestrada por intereses políticos y electorales: PRI

Los tiempos electorales se adelantaron en el Congreso local, reconoció el diputado priista Ignacio Ramírez Sánchez, quien refirió que por ello, todas y cada una de las acciones que se desahoguen en el Poder Legislativo pueden ser rehenes de los intereses políticos de la oposición.

Luego de que en las dos últimas sesiones extraordinarias del Congreso local se hayan polarizado las posiciones entre diputados, como fueron los casos de la validación de reformas al Código Financiero para restituir la distribución de excedentes de las participaciones federales entre los poderes y la aprobación, por mayoría, del Plan Estatal de Desarrollo, el priista estimó que esa será la nueva forma de trabajo en el legislativo.

“Creo que cada vez que se acerque el proceso electoral, más ríspido se van a poner las cosas, porque aquí estamos representados todos los partidos y lo que hagan o dejen de hacer tiene sus repercusiones. Hay un partido que está enojado desde la elección del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) (en referencia al PAN), y se alía con otro (el PRD) para romper los equilibrios en el Congreso, y así ya va hacer, eso será la constante”, estimó.


Abundó que con ese tipo de posiciones se afecta la labor y el desempeño de la LXII Legislatura, porque “malamente se están adelantando los tiempos electorales, y aunque nosotros tenemos una responsabilidad de un año y ocho meses, es triste que el buen trabajo que llevamos solo haya durado seis meses”.

Por ello, hizo un llamado a los legisladores de oposición para que “trabajen por Tlaxcala, que anteponiendo el intereses de quienes nos eligieron antes de los nuestros, hagan lo que les corresponde. El proceso electoral ya iniciarán, y quienes tengan ganas de participar que pidan licencia, pero que dejen trabajar a favor de Tlaxcala

 Respecto a la determinación del pleno de modificar el Plan Estatal de Desarrollo para adicionar un apartado para obligar al gobierno del estado a rescatar y poner en funcionamiento la Plaza Bicentenario, el priista reconoció que el Legislativo no está facultado para “planear” el desarrollo de Tlaxcala, a partir de las enmiendas, “como tampoco tenemos porqué recibir recursos extraordinarios, no hacemos obra pública en el Congreso, creo que zapatero a tu zapato, nuestra función es fiscalizar, legislar y gestionar…hubo un error de procedimiento, pero en el fondo, no pasa nada. Lo digo con mucho respeto y espero no se malinterprete,  pero si está o no, no pasa nada, porque cuántos planes de desarrollo tienes muchos aspectos pero que no se cumplen…aunque en el fondo la idea de usar la plaza no se nos hace mala idea.