Abrogar Ley de Seguridad Interior y reforma energética, demandan campesinos a candidatos

La abrogación de leyes en materia energética y la de Seguridad Interior, entre otras “que ponen en riesgo” los derechos humanos y la soberanía nacional, son algunos de los compromisos planteados en el acuerdo que organizaciones campesinas signarán con candidatos a senadores de la República y diputados federales de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES), a fin de emplazar a cumplirlos, en caso de ganar la elección del 1 de julio.

En rueda de prensa, anunciaron que el domingo 8 próximo se llevará a cabo la firma simbólica de este convenio en Tlaxcala, ya que el día 10 se efectuará el acto oficial en Jerez, Zacatecas, tras el encuentro de enero pasado, en el que fue creado el “Movimiento Nacional Siglo XXI” y del cual derivó un proyecto “para transformar el campo”, con el objetivo de presentarlo al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

El documento plasma 80 enunciados, consensuados por todas las organizaciones, a través de los cuales se expone un diagnóstico completo del campo y “cómo queremos que esté”, señaló José Isabel Juárez Torres, dirigente estatal de la Unión Campesina Democrática (UCD) y coordinador del Congreso Agrario Permanente (CAP).


Catalina Flores Hernández, lideresa de la Central Nacional Plan de Ayala (CNPA) del Movimiento Nacional por la Esperanza, mencionó que ya fueron convocados los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia (Ana Lilia Rivera y José Antonio Álvarez Lima, al Senado; José de la Luz Sosa Salinas, Rubén Terán y Lorena Cuéllar Cisneros, a la Cámara de Diputados federal), a la firma de este convenio.

“Para que escuchen el sentir… para que cuando gobiernen no se les olvide”, refirió Adrián López, dirigente estatal de Bases Populares CNPA, agrupación que conforma el grupo de más de 20 agrupaciones que elaboraron este proyecto del movimiento “que encabezamos los campesinos jodidos”, agregó Alberto Ávila Montaño, de la Central Independiente de Obreros y Campesinos (Cioac-Democrática). Todos coincidieron en que este es el sector más abandonado, por lo que urge un cambio.

Juárez Torres subrayó que la intención es que las y los candidatos asuman el compromiso de una agenda legislativa “que puede transformar al campo”, sin embargo, resaltó que hay “cuatro grandes abrogaciones” que demandan estas asociaciones.

La primera –mencionó- es la de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados, los llamados transgénicos; la segunda, se refiere a la reforma energética y todas sus leyes aprobadas, en particular, el artículo Octavo Transitorio, el cual “obliga a las comunidades y ejidos a brindar servidumbres a los concesionarios extranjeros”.

La tercera corresponde a la Ley de Seguridad Interior, “por poner en riesgo” los  derechos humanos, por no ser garantía de la seguridad que requerimos en el campo, por tener “mecanismos de represión” e injerencia en los movimientos sociales.

Y –añadió- la cuarta es la Ley de Zonas Económicas, “por poner en riesgo nuestra soberanía  nacional”. Acentuó que otro campo “es posible”.

Entre otras agrupaciones también se encuentran la Central Campesina Cardenista (CCC), la Unión General Obrera Campesina y Popular (Ugocp), la Central de Organizaciones Campesinas y Populares (Cocyp).