Reconstrucción de escuelas costará 250 mdp en Tlaxcala: SEP

En la rueda de prensa, Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación –acompañado del gobernador Marco Mena–, destacó el hecho de que en Tlaxcala las afectaciones por el sismo del pasado 19 de septiembre no fueron de gran magnitud. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

La reconstrucción y rehabilitación de los mil 04 planteles de la entidad que resultaron dañados por el sismo del pasado 19 de septiembre tendrán un costo de más de 250 millones de pesos, dio a conocer el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal, Aurelio Nuño Mayer.

Asimismo, anunció que el gobierno federal destinará 58 millones de pesos, del Fondo Nacional de Dastres Naturales (Fonden), para la construcción de aulas temporales en las escuelas cuyo dictamen técnico recomienda no utilizar las instalaciones por los riesgos que representan para la comunidad escolar.

El funcionario federal informó lo anterior después de hacer un recorrido por el Centro de Bachillerato Tecnológico, Industrial y de Servicios (CBTIS) 211, de San Jorge Tezoquipan, municipio de Panotla, que resultó con serias afectaciones por el movimiento telúrico, por lo que uno de sus edificios tendrá que ser demolido.


En rueda de prensa posterior, Aurelio Nuño Mayer anunció que 100 de los 250 millones de pesos que requiere la entidad para la reconstrucción y rehabilitación de las escuelas afectadas serán depositados a partir de la próxima semana, a efecto de iniciar las obras de manera inmediata.

En este caso, expuso estos recursos provienen del Programa Escuelas al 100, por lo que afirmó que en Tlaxcala “está garantizada la reconstrucción al 100 por ciento” de las instituciones educativas afectadas por el temblor del pasado 19 de septiembre, “y en unos cuantos meses tener todas las escuelas funcionando”.

Sobre los 58 millones de pesos para la construcción de aulas temporales, el titular de la SEP federal aseguró que estos serán depositados la próxima semana con la finalidad de que se habiliten esos espacios para que los alumnos puedan continuar con sus actividades del ciclo escolar 2017-2018. 

Anotó que este recurso también se aplicará en trabajos de demolición y para remover escombros donde sea necesario. Las autoridades no informaron el número de escuelas donde se instalarán las aulas provisionales, ni la cantidad de alumnos que tomarán sus clases en estos espacios.

En la rueda de prensa, Nuño Mayer estuvo acompañado del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, quien destacó el hecho de que en Tlaxcala las afectaciones por el movimiento telúrico no fueron de gran magnitud, en comparación con otras entidades, además de que no se registró ningún fallecimiento por este fenómeno.

Abundó que tras el proceso de revisión de la infraestructura dañada por parte del personal capacitado, ahora ya se pasó a la segunda etapa de reparación con el respaldo del gobierno federal que encabeza Enrique Peña Nieto.

Nuño Mayer coincidió con el mandatario estatal en el sentido de que el número de planteles educativos dañados es inferior a otras entidades, además de que las afectaciones no son graves.

“Aquí en Tlaxcala, afortunadamente, particularmente si los comparamos con otras entidades, los daños no son tan grandes, sin embargo, sí estamos hablando de un muy buen número de escuelas, de un poco más de mil planteles educativos que tienen daños”, observó.

Defendió que las autoridades de algunas escuelas hayan determinado realizar sus actividades académicas en el exterior del plantel, pues se trata de que alumnos y personal estén seguros, de ahí que éstos volverán a utilizar los espacios hasta que tengan el diagnóstico de que la infraestructura no representa riesgos.

Antes de acudir al CBTIS 211 de Tezoquipan, Nuño Mayer visitó la secundaria General Ignacio Ramírez de la comunidad de Santa Justina Ecatepec, municipio de Ixtacuixtla, cuyo dictamen emitido por el Instituto Tlaxcalteca de Infraestructura Física Educativa (ITIFE) es que las instalaciones pueden ser utilizadas.

De hecho, en este plantel las actividades académicas se realizaban de manera normal, pero fueron suspendidas por la llegada del aspirante a la candidatura presidencial, quien aprovechó para tomarse la foto con alumnos y para prometer que atenderá algunas peticiones que le hicieron los menores y directivos.

Ya en el bachillerato, personal de la Secundaria Técnica 41 de Santa Cruz Zacazotetla, municipio de Xaloztoc, denunció que a casi tres semanas del temblor, el ITIFE no ha entregado un dictamen técnico definitivo sobre las condiciones en que se encuentra el plantel, lo que provoca incertidumbre en padres de familia y alumnos.

La Federación radicará recursos para reconstrucción de planteles

De hecho, el director Daniel Torres Ramírez refirió que la tarde del pasado miércoles el titular del sector educativo local, Manuel Camacho Higareda, informó en un medio de comunicación electrónico que esa escuela será demolida, a pesar de que no existe un dictamen al respecto, “solamente de forma verbal han dicho que no se utilicen las instalaciones”.

Ante el reclamo, la titular del ITIFE, Anahí Gutiérrez Hernández acusó a los docentes y padres de familia de impedir el ingreso del personal para hacer la revisión, la cual, aseguró, requiere de por lo menos 20 días para concluirse.

–¿Quién dijo que no podía pasar?–, preguntó el director.

–El ingeniero César, respondió la funcionaria estatal.

–Pero si ese ingeniero hasta comió tortas con nosotros, reviró una docente.