Ya no se permitirá al Estado tomar a municipios como rehenes, adelanta Armenta

Tehuacán. Alejandro Armenta, senador electo por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), aseguró en esta ciudad que el proyecto de transformación del país va en serio, por lo que consideró que además de la reducción de salarios para los servidores públicos de alto rango también se requieren acciones como una ley de obra pública y establecer una nueva relación en los tres órdenes de gobierno para que nunca más se tome a los municipios como rehenes del Estado.

El senador electo estuvo en Ajalpan y en esta ciudad dentro de una gira de agradecimiento a los electores que con su voto lo llevaron al triunfo. Desde aquí hizo también un reconocimiento a Andrés Manuel López Obrador, al señalar que logró encarnar un mandato de 30 millones de mexicanos que decidieron poner un alto a la corrupción.

Indicó que el proyecto de López Obrador va en serio y es firme en señalar que no habrá más gobierno rico con pueblo pobre, lo cual iniciará con la reducción de salarios, anuncio que ya puso nerviosos a varios de los que gozan de sueldos exagerados y que se oponen a renunciar a sus privilegios.


Armenta criticó a quienes se atrevieron a decir que bajarles sus salarios los obligará a robar; “qué vergüenza, eso debería ser motivo de una sanción moral muy grande, debería darles vergüenza que una gente sea tan cínica”.

Ese será solo el primer paso, pues dijo que también se debe establecer una ley de obra pública que garantice el fin de los llamados moche, que cada gobierno pide a las constructoras para beneficiarse con los contratos.

También expuso que impulsaran una iniciativa para elevar a rango de delito grave la corrupción, el fraude electoral, el robo de urnas y el abuso de poder, así como dar autonomía a las fiscalías para que se deje de criminalizar la protesta social, lo cual ocurre en distintos puntos del país.

Sobre la promesa de establecer una nueva relación entre los tres órdenes de gobierno, expuso que se debe entender que los presidentes municipales son también elegidos por el pueblo, por lo cual no deben ser presionados a través de chantajes políticos o de tipo electoral, como se hace actualmente a través de órganos como la Auditoría Superior del Estado.

Finalmente, Alejandro Armenta explico que ofrece toda su solidaridad a Luis Miguel Barbosa Huerta, quien mantiene la lucha legal en busca de que se anulen las elecciones a la gubernatura poblana y se repitan los comicios.