VOTO y CAUSAS

El Consejo Tiyat–Tlali rechazó que durante la jornada electoral de este fin de semana se vayan a presentar problemas en las comunidades que rechazan los proyectos mineros e hidroeléctricos en la Sierra Norte de Puebla, pues acordaron no mezclar su lucha con el proceso comicial vigente.
Es loable la actitud de este frente de pueblos, organizaciones e individuos que quieren apartar la defensa de su territorio de los intereses coyunturales de poder que toda contienda electoral supone.
Sin embargo, y sin contradecir el espíritu democrático y comprometido del Consejo Tiyat–Tlali, es también justo decir que en este momento muchos candidatos, particularmente de la coalición Puebla Unida, que compiten por presidencias municipales o diputaciones de distritos representativos de la Sierra Norte de Puebla, tienen un interés marcado por la consumación de los proyectos mineros e hidroeléctricos que pretenden las transnacionales y los grandes capitales nacionales.
Y es también por esa misma razón que todos los habitantes de aquella región deben analizar con sumo cuidado las propuestas, discursos y acciones de cada aspirante, pues al fin y al cabo elegirán a las personas encargadas de servirlos y representarlos, y nadie espera que se elija a personajes que tienen escaso o nulo compromiso con las causas de sus pueblos y un arraigo ligero sobre sus comunidades.
Es así, que, quiérase o no, en la elección de alcaldes y legisladores también está inmiscuida la lucha por la defensa del territorio, el medio ambiente y la cultura.