Proveedoras del Volkswagen no registran afectaciones por paro técnico: FROC–CROC

Hasta el momento las empresas proveedoras que trabajan con Volkswagen de México no registran afectaciones por el paro que se realiza en esta semana en la producción del Jetta, afirmó René Sánchez Juárez, representantes de la FROC-CROC en el estado de Puebla.

El dirigente afirmó que cuando las suspensiones son programadas, las empresas que abastecen a la firma alemana, para no afectar a sus trabajadores, les dan días de vacaciones o aprovechan el periodo para realizar labores de mantenimiento de sus instalaciones y equipos o para brindar capacitación a su personal.

“Normalmente cuando hay un acomodo, una paro en la línea de Audi y Volkswagen, las proveedoras reaccionan en el mismo sentido de moderar sus turnos para que no haya pérdidas, pero yo supongo que no está generando un problema en este momento porque no tenemos información de que alguna proveedora haya tenido que detener su actividad o (aplicado) paro técnico”.


Ayer, Mariano Bueno Sánchez, secretario de Prensa y Propaganda del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw), confirmó la suspensión del ensamblado del citado modelo, debido a una baja en la demanda.

René Sánchez comentó que son alrededor de 30 mil trabajadores los que laboran en las proveedoras que abastecen a ambas firmas de origen alemán.

Asimismo, estimó que son alrededor de 60 empresas las que abastecen tanto a Volkswagen como a Audi.

El domingo pasado, Mariano Bueno Sánchez, secretario de Prensa y Propaganda del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (SITIAVW), confirmó la suspensión del ensamblado del Jetta, debido a una baja en la demanda.

Por lo que desde ayer y hasta el viernes próximo, a los trabajadores que laboran en la producción de este modelo, de cuales no se conoce número preciso, solo se les pagará 50 por ciento de su salario.

Comentó que están explorando algunas alternativas para amortiguar las afectaciones de los obreros en sus ingresos, pero a la fecha todavía no hay nada definido.

El vocero descartó que por ahora haya riesgo de que en otras líneas de producción se suspenda el ensamblado de automotores.

No obstante, con el anuncio de que el Golf dejará de fabricarse en Puebla y su producción será trasladada a Alemania, 450 eventuales se quedarían sin trabajo, de acuerdo con lo que indicó el 18 de agosto el secretario general del SITIAVW, Rey David García Avendaño.

Previo al cierre de la negociación salarial de este año, la armadora alemana dio a conocer que existe el riesgo de que cierren el 2018 con un baja de 16 por ciento en el ensamblado de automotores en su planta de Puebla.

De enero a julio del presente año, la firma ubicada en Cuautlancingo ya registró una caída de 11.5 por ciento en su producción acumulada; mientras que en exportaciones, en el mismo periodo, registró un descenso de 10.3 puntos porcentuales.