Viuda negra

pue-12
La araña vulgarmente llamada viuda negra o capulina, su picadura introduce un veneno de actividad nerviosa tan poderoso que se afirma es 15 veces más activo que el producido por la serpiente cascabel

La práctica médica está rodeada de interrogantes que obligan al médico a dilucidar la causa o el origen de un cuadro clínico; quizá un buen ejemplo lo sea la picadura de Latrodectus mactans, nombre científico de la araña vulgarmente llamada viuda negra o capulina, presente de manera común en nuestro medio, su picadura introduce un veneno de actividad nerviosa tan poderoso que se afirma es 15 veces más activo que el producido por la serpiente cascabel. La araña viuda negra o capulina es miembro de la familia Theridiidae, que involucra a las arañas venenosas, donde se ubican unas mil 500 especies en todo el mundo; su cuerpo tiene una cabeza unida al tórax y el abdomen de uno o dos centímetros; la porción anterior es el cefalotórax o prosoma, del que salen a cada lado cuatro patas largas delgadas con uñas en sus extremos; hila telarañas; en la boca porta pinzas pequeñas o quelíceros que producen una toxina que debe inyectar a quien va a comer; presenta ocho pequeños ojos, formando dos hileras llamados ocelos; tiene delante un par de brazos llamados pedipalpos, útiles para apresar a sus víctimas para alimentarse; en la parte central están los quelíceros o boca, que tienen en la base glándulas venenosas: después de la cabeza hay un surco o cuello que se continúa con el abdomen globoso brillante de color negro, en cuya cara anterior tiene una mancha roja en forma de reloj de arena que la identifica. Son considerados los animales más antiguos; sus hábitos son sedentarios y están distribuidos ampliamente en el mundo, dándose el caso de que en la región de Puebla–Tlaxcala tiene en México su mejor distribución, el veneno es neurotóxico y potencialmente mortal; lo usa para matar animales pequeños y alimentarse, pero puede picar a humanos, en especial a niños, donde su veneno puede causar la muerte en 1 por ciento de los picados, causando un cuadro clínico que se denomina aracnoidismo sistémico. De hecho, la picadura es como la de un alfiler, pero a los pocos minutos aparece un dolor muy intenso seguido de contractura muscular tipo calambre en los músculos del abdomen; esta rigidez la llamamos vientre en madera, ocurre en el abdomen agudo o peritonitis, hay después sudor frío abundante con dificultad para respirar; el sujeto puede caer en paro respiratorio y muere. Este cuadro clínico es diferente en intensidad en los diferentes individuos, dependiente de su edad, la cantidad de veneno inoculado, y debe ser identificado que la araña capulina fue la causa, siendo importante acudir a un médico.

Los laboratorios Merck elaboran un antídoto o suero anti–arácnido, pero no está disponible en México; el paciente debe ser internado para aplicar anti contracturantes musculares por vía endovenosa con solución glucosada, asociado a calcio para aliviar los calambres.

Se evita este accidente teniendo una casa escombrada, limpia, retirando telarañas de los techos. Todos hemos oído hablar de las viudas negras, pero poco caso hacemos al peligro potencial que éstas representan. Lo mismo puede especularse con las mujeres, aunque no sean viudas, no sabemos qué tan peligrosas pueden ser cuando se les ofende con infidelidad; ello implica un gran riesgo, si no lo creen volteen a ver al ex magistrado federal y las mujeres indignadas por su infidelidad que sacan su veneno y parecen viudas negras.