Por linchamientos, robos y ejecuciones cancelan fiestas patrias en Cuyoaco, Tehuitzingo y Acatlán

Tras las protestas de la población por los recientes linchamientos, robos con violencia, ejecuciones y la falta de servicios básicos, autoridades de los municipios de Cuyoaco, Tehuitzingo y Acatlán de Osorio cancelaron la celebración del Grito de Independencia en sus localidades.

En el caso de Cuyoaco, lugareños mantienen tomada la presidencia municipal desde hace un mes por la falta de servicios básicos, aunado al incremento de robos con violencia.

Este fin de semana, los inconformes colocaron mantas en el ingreso principal de la alcaldía que encabeza José Luis Rechy Tirado, para exigir cumpla con otorgar agua a la población.


Incluso, amagaron al alcalde con protestar en las fiestas en honor a la virgen de la Natividad si no frena la inseguridad.

En julio pasado, habitantes de Cuyoaco cerraron la carretera principal que comunica a este municipio por el desabasto del servicio del agua. También se manifestaron en contra de la imposición del cobro de cuota por derecho de piso a comerciantes que se instalan en el primer cuadro de la localidad.

Desde entonces, un grupo de habitantes mantiene el control de las instalaciones del ayuntamiento, de ahí el anuncio que no habrá fiestas patrias, situación que tuvo que admitir la autoridad.

Mientras en Acatlán de Osorio, debido a los acontecimientos del pasado 29 de agosto, cuando pobladores lincharon a Ricardo y Alberto Flores, quienes fueron confundidos con secuestradores.

Por esta razón, de manera oficial fueron canceladas las actividades conmemorativas al Aniversario del inicio de la Independencia.

Trascendió que la orden fue emitida por la Dirección de Seguridad del estado de Puebla; sin embargo, la información no se ha hecho oficial por parte de las autoridades municipales.

Se estima que en los próximos días, previo a los festejos, se haga el anuncio por parte del alcalde Guillermo Martínez.

Esta misma situación se prevé en Tehuitzingo, donde la semana pasada debido a la inseguridad y el asesinato de dos mujeres de la localidad, la autoridad decidió cancelar las fiestas patrias.

A esto se suma, los constantes robos a casa habitación y pequeños negocios, denunciados a través de redes sociales por los lugareños.

El pasado 1 de septiembre, en el municipio de Acatlán, se hizo público el bando solemne, donde se dieron a conocer las actividades cívicas, culturales y sociales con motivo del mes patrio.

Sin embargo, al mismo tiempo la autoridad confirmó que estas festividades ya no se realizarán ante el temor de manifestaciones por parte de la ejecución de dos mujeres inocentes.

Aunado a que se informó que los diversos corporativos de seguridad pública del estado se concentrarán en la capital, y no podrán reforzar a los municipios.