Usan acarreados para legitimar arribo de Martha Érika a la dirigencia del PAN

Martha Érika Alonso Hidalgo, esposa del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, se encumbró como dirigente estatal del PAN tras presentarse como candidata única a una elección en la que los operadores de su marido hicieron uso del acarreo y pase de lista para que los centros de votación no lucieran vacíos.

En la capital del estado la movilización resultó insuficiente, pues a lo sumo se lograron filas de 30 personas, antes y después de las cuales podían pasar hasta 15 minutos sin que se presentara un solo militante a solicitar su derecho a voto. Aun así, los organizadores del proceso interno aseguraron que hubo una participación de 70 por ciento de los afiliados.

Alonso asumirá la Secretaría General del Comité Directivo Estatal, mientras su compañero de planilla, el ex líder juvenil Jesús Giles Carmona, se desempeñará como presidente. La toma de protesta se realizará en diciembre próximo, una vez que concluya el cargo del actual dirigente, Rafael Micalco Méndez.


De acuerdo con el reporte que emitió la comisión organizadora del proceso de selección, a cargo de Pedro Gutiérrez Varela, de los 35 mil panistas en Puebla, 22 mil se presentaron ante las mesas receptoras de sufragios para respaldar la propuesta única de aspirantes.

“Elección ejemplar”, manifestó el equipo de campaña Martha Érika Alonso en la cuenta de twitter @PueblaPAN, tras darse a conocer los resultados oficiales de la elección cerca de la 21 horas de ayer.

Sin embargo, al mediodía, justo a la mitad de la jornada electiva y con los cuatro centros de votación de la capital semivacíos, la esposa del mandatario poblano no mostró el mismo ánimo festivo.

En una entrevista que concedió al emitir su sufragio, Alonso reconoció la “desmotivación” por parte de los afiliados e identificó como principal reto unificar al partido, mientras Giles hizo un llamado a los panistas a no seguir los pasos de Ana Teresa Aranda Orozco, quien renunció a su militancia de 26 años el jueves anterior acusando que el gobernador ejerce un control férreo sobre Acción Nacional.

Moreno Valle fue cuestionado sobre la salida de Aranda por la prensa, al acompañar a su esposa al centro de votación que se instaló en el Paseo Bravo, del municipio de Puebla, pero se rehusó a emitir comentarios al respecto, arguyendo que su esposa era la responsable de declarar.

 

“La gente es llevada

como borregos”

 

Los panistas tradicionales que se ausentaron de la elección, como parte de un movimiento que se impulsó desde el sábado pasado para no legitimar el arribo de la esposa del gobernador al CDE, denunciaron a través de las redes sociales el acarreo de votantes.

Entre los inconformes se encontró el ex diputado federal Alfonso Bello Pérez, quien subió a su cuenta de facebook el video de una mujer que acudió a uno de los 148 centros de votación que se instalaron en Puebla.

Una voz en off pregunta a la señora el motivo de su asistencia a la mesa receptora de votos. Tras fingir un ataque de tos y un momento de amnesia, la mujer dice que votará por “Chedraui”, en referencia al coordinador de los diputados locales del PAN, José Aguilar Chedraui.

“El PAN en Puebla tiene elección para elegir presidente, éste es el acarreo que se vive, cada vez más parecido al PRI que tanto criticamos, la gente es llevada como borregos, no saben ni por quién votar, esta señora por ejemplo, dice que votará por alguien que no es candidato.

“Al final el único candidato es un personaje sin la menor trayectoria, en un proceso amañado desde su origen… Me dueles PAN”, posteó Alfonso Bello junto al video, en referencia a Jesús Giles.

La operación en la capital del estado estuvo a cargo de grupos de hasta 20 personas por centro de votación, quienes tuvieron la responsabilidad de trasladar a los militantes, principalmente de las juntas auxiliares del estado y colonias populares.

Cada uno de los operadores contaba con listas de los nombres de las personas movilizadas, a quienes fotografiaban antes de enviarlas de regreso a sus comunidades y colonias en camionetas.

Nosotros no herimos

a nadie: Alonso

 

Martha Érika Alonso rechazó que el grupo morenovallista provocara un cisma en Acción Nacional, y en esa lógica minimizó la renuncia de Aranda, indicando que era una militante entre 35 mil.

De paso, descartó que la “desmotivación” de la militancia que identificó en la campaña ponga en riesgo la permanencia del albiazul en la gubernatura de Puebla, pues dijo que tratará de reducir la inconformidad teniendo mayor acercamiento con las bases.

“Nosotros no hemos generado ninguna herida, habría que sentarnos a dialogar para ver de qué heridas estamos hablando. Yo les reitero: estamos en la mejor disposición de trabajar en equipo. Es una dirigencia de puertas abiertas”, destacó.