UPBIT pidió al gobernador acciones para revocar reformas a la ley del agua

Tehuacán. La Unión de Propietarios de Bienes Inmuebles de Tehuacán (UPBIT) solicitó al gobernador del estado, Antonio Gali Fayad, que realice las acciones necesarias para que se revoque la reforma que se hizo a la ley del agua, esto con el objetivo de que no se permita la privatización del líquido.

Lo anterior lo dio a conocer el presidente de esa organización, Sergio Adame Flores, quien señaló que ya se hizo entrega de esa petición, por escrito, en la cual se pide que el mandatario garantice que el servicio del agua potable en el estado no tendrá ninguna injerencia de la iniciativa privada.

En el documento se pide a Gali Fayad, que la fracción sexta del artículo 12 de la Constitución poblana, se regrese a su origen, toda vez que no existía ninguna razón para efectuar la modificación que los diputados locales llevaron a cabo en meses pasados.


Sergio Adame resaltó que si bien el gobernador ha dicho en repetidas ocasiones que no se va a privatizar el agua, con ello no puede ser suficiente para la ciudadanía, por lo cual se le solicitó que esa promesa se deje estampada en la constitución del estado, por lo que es necesario que el Ejecutivo envíe al Legislativo la iniciativa para echar abajo la reforma.

Expresó que en la ley debe quedar muy claro que en la administración y distribución del agua no habrá injerencia de recursos privados, pero también que se especifique que la operación de dicho servicio quedará en manos de los municipios, tal como lo marca la Constitución Mexicana.

Destacó que la UPBIT emitió ese pronunciamiento porque hay antecedentes en otras partes de la República, de que tras cambios legales de ese tipo se concedió el servicio a empresas privadas que elevaron las tarifas para los ciudadanos, lo cual se debe evitar en la entidad poblana.

Adame Flores aseveró que se trata de defender un derecho humano, por lo cual dijo que la organización que preside hizo la entrega de otro escrito, en términos similares, al Congreso del estado, recurso interpuesto desde hace más de un mes, sin que a la fecha se reciba contestación al mismo.

El líder de los dueños de casa en esta ciudad aclaró que su intervención en este tema es sin intereses políticos, únicamente enfocado a la defensa de un derecho que puede ponerse en riesgo con el decreto aprobado por los diputados.