UPAEP: la enfermería ha superado su nivel técnico y alcanza varios ámbitos de acción

Sí son el brazo derecho del médico y el apoyo técnico del área de atención, pero desde 2012 con la aplicación de la Norma 019, las enfermeras, además de desempeñar actividades dependientes de las indicaciones del doctor, tienen la facultad de tomar decisiones propias como lo es el expedir recetas médicas.

Las enfermeras, señaló María del Pilar Castro Fernández de Lara, coordinadora académica de Enfermería de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), actualmente se desempeñan en varios ámbitos como lo es la investigación, la administración, la enseñanza, el desarrollo de sus proyectos personales, la salud comunitaria y la salud preventiva.

En el marco del Día Nacional de la Enfermera que se celebra este 6 de enero, Castro Fernández de Lara afirmó que las enfermeras y enfermeros ya cuentan con el nivel de capacitación y conocimientos que, incluso, alcanzan el grado de conocimientos del médico.


Dicho avance de la profesión, acotó la enfermera con más de 20 años de trabajo en la UPAEP, sigue luchando contra el concepto estereotipado que se tiene sobre la disciplina.

El principal de ellos, expuso durante una rueda de prensa, es que no se conoce la función real de los profesionales del área y se cree que solamente aplican inyecciones. “La enfermería va más allá de las funciones técnicas. La enfermera ya tiene un cúmulo de conocimientos científicos que ha llevado a transformar la profesión técnica en una licenciatura y lograr niveles de posgrado”, dijo María del Pilar Castro.

Otro de los estereotipos que pesan sobre quienes ejercen esta disciplina, continuó, tiene que ver con la idea de que solamente las mujeres pueden ejercer la profesión. Aclaró que actualmente por lo menos 30 por ciento del personal son hombres. Como ejemplo, expuso que en la licenciatura de Enfermería de la UPAEP de los 120 que egresan, alrededor de 40 son del sexo masculino, y que la mayoría continúa con sus estudios que colocan al gremio por encima de sus pares formados en España o Colombia.

Otro aspecto contrario a la labor de “humanismo y empatía” que realizan los profesionales del área, acotó María del Pilar Castro, tiene que ver con el poco reconocimiento que hay hacia los enfermeros y enfermeras, lo mismo en el renglón laboral que en el económico.

“La gran carga de pacientes que tenemos a nuestro cargo a veces dificulta la calidad del servicio, la cual se tiene que mejorar con la actitud del personal. Esta es una carrera humanista y no solo se trata de estar a cargo de un asunto de salud sino de la atención holística que se debe tener al paciente, el cual debe ser visto como algo íntegro”.

Por ello, dijo que desde la academia hay que “transmitir a las nuevas generaciones el humanismo y la empatía de la enfermería, un área que sirve para transformar conductas y hábitos”.

En suma, para Castro Fernández de Lara los enfermeros y enfermeras tienen en sus manos una profesión que implica el servicio y la oportunidad de ofrecer atención, apoyo solidaridad y empatía hacia los otros.

“Se trata de compartir las experiencias. De aprender a amarse a uno mismo para amar a los demás para cuidar de ellos como quisieras que te cuidaran”, concluyó la enfermera pediatra que durante más de 25 años trabajó en el Hospital para el Niño Poblano.




Ver Botones
Ocultar Botones