De subsistencia, 73% de las unidades económicas rurales de Puebla: Armenta

De las 535 mil Unidades Económicas Rurales (UER) que existen en Puebla, 73 por ciento son de subsistencia o limitada vinculación al mercado y no necesariamente alcanzan la producción mínima de nutrición, de acuerdo con el diagnóstico del campo que el senador electo por Morena Alejandro Armenta Mier entregó al próximo secretario de Agricultura del país, Víctor Manuel Villalobos Arámbula.

Además, en el documento se informa que 40 por ciento de los terrenos de uso agrícola no son aprovechados, lo que quiere decir que 459 mil 500 hectáreas se han mantenido ociosas al menos en los últimos cinco años.

Armenta explicó que el objetivo del diagnóstico que entregó a Villalobos en la Ciudad de México es mostrar al próximo gobierno federal el potencial del campo poblano, a fin de que implemente políticas públicas que permitan su reactivación, así como iniciativas de ley que serían discutidas en el Senado y la Cámara de Diputados.


Sólo 8.4% de las UER son empresas pujantes

El diagnóstico de Armenta incluye una gráfica que describe la situación económica de las 535 mil UER, de las cuales sólo el 8.4 por ciento se cataloga como empresa “pujante”, lo que representa 44 mil 940 unidades, mientras 9.9 por  ciento (52 mil 965) tiene un uso empresarial con “rentabilidad frágil”.

El 50 por ciento de las unidades (270 mil 710) reciben un uso familiar de subsistencia con vinculación al mercado, 22.4 por ciento (119 mil 840) tiene un uso familiar de subsistencia sin vinculación al mercado y 8.3 por ciento (44 mil 405) se encuentra en proceso de convertirse en empresas.

En cuanto a la superficie de siembra, el diagnóstico detalla que se trata de 1 millón 185 mil hectáreas y que se aprovechan 725 mil 500, lo que representa 61 por ciento, mientras las 459 mil 500 restantes no están produciendo, es decir, 39 por ciento.

Armenta refirió que el Proyecto Alternativo de Nación del presidente electo Andrés Manuel López Obrador contempla la activación del campo mexicano, con precios de garantía y fertilizantes baratos para los productores, así como la entrega de créditos a la palabra para la ganadería y los pequeños y medianos empresarios.