Una mano lava la otra: NSA y agencias europeas espían en conjunto

En una nueva revelación de prensa en el caso Snowden,  se presentó la involucración de agencias europeas de inteligencia en este amplio escándalo de espionaje. Los servicios de España, Italia y Francia realizaban el trabajo de escuchar y recaudar información, esta labor corrió por parte de los europeos y no por los americanos.

Al mismo tiempo, el jefe de la Agencia Nacional de Inteligencia, el general Alexander, testificó, ante una comisión del congreso de Estados Unidos en torno al escándalo, afirmando entre varias declaraciones, estas alegaciones de espionaje por parte de las naciones europeas.

Esto creó un conflicto de intereses y baja credibilidad de los gobiernos europeos, dada las protestas y críticas al revelarse acciones anteriores de espionaje, como por ejemplo la infiltración en las redes de comunicación de la canciller alemana Angela Merkel, ahora a la sombra de estos propios actos de inteligencia.


Principalmente los servicios de Europa realizaban sin embargo mayormente labores de espionaje fuera del continente, en lugares de conflicto, como Afganistán o Mali. La justificación fue la necesidad de obtener información, dentro de esfuerzos conjuntos de seguridad para ambos lados del Atlántico.

por Juan Medina (Reuters)
por Juan Medina (Reuters)

En España, al contrario, si se interceptaron más de 60 millones de llamadas de ciudadanos españoles. Trayendo consigo una desconfianza mayor de la sociedad ibérica hacia su propio gobierno, aludiendo al fracaso en protegerlos.

Por el otro lado, una víctima celebré más del espionaje masivo por parte de los Estados Unidos y sus aliados en el Viejo Continente, fue el mismo Papa Fransisco I. La agencia americana incluso llegó a saber quién fue nombrado pontífice antes que siquiera saliera humo de la Capilla Sixtina.