Última cuenta pública: como Marín, RMV ordena que se apruebe antes

Última cuenta pública: Como Marín, RMV ordena que se apruebe antes.

La aprobación de la última cuenta pública del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas se encuentra garantizada, debido a que ratificó durante su mandato una reforma ideada por su antecesor en el cargo, Mario Marín Torres, que blinda a todos los mandatarios salientes del estado.

La enmienda agiliza en el Congreso local la fiscalización del gasto efectuado durante el año de conclusión de la administración estatal, para que sea sometida a votación de los diputados cuando el titular del Poder Ejecutivo responsable de la aplicación de los recursos aún se encuentra en funciones.

Mario Marín, militante del PRI, ideó ese esquema de revisión meses antes de que cediera la gubernatura a Rafael Moreno Valle. Durante la campaña de 2010, el panista había amenazado como candidato a Casa Puebla con sancionar las anomalías perpetradas por los funcionarios del Revolucionario Institucional.


El nuevo proceso de fiscalización quedó listo con la aprobación de un paquete de reformas a la Constitución de Puebla y a la Ley del Órgano de Fiscalización Superior, gracias a las cuales Marín garantizó que su última cuenta pública fuera revisada por la LVII Legislatura, la última donde el PRI gozó de una mayoría absoluta, a través de cuentas parciales que se avalaron en diciembre de 2010 y enero de 2011.

De no haber modificado el marco normativo, la ejecución de recursos del ejercicio 2010 habría sido auditada hasta mayo del año entrante, estando él fuera de la gubernatura, y por un Congreso controlado por el PAN.

 Con ayuda de dos legislaturas, Moreno Valle mantuvo blindaje

Moreno Valle y las dos legislaturas que lo han acompañado, con una mayoría afín a su gestión, tuvieron la oportunidad de derogar el blindaje en la aprobación de las reformas de 2012 y 2015 que transformaron al Órgano de Fiscalización Superior (OFS) en Auditoría Superior del Estado y le dotaron de mayores facultades, pero no lo hicieron.

La reforma de Marín se mantuvo con ligeros cambios en el artículo 50 de la Constitución del estado, así como en el artículo 20 de la Ley de Fiscalización Superior y Rendición de Cuentas para el estado de Puebla.

Patricia Leal Islas, presidente de la Comisión Inspectora de la Auditoría Superior del Estado, confirmó en entrevista que las disposiciones se aplicarán en la última cuenta de Moreno Valle, por lo que la aplicación de recursos de los primeros 10 meses de 2016 será votada este mismo año.

De acuerdo con el texto constitucional, el Congreso espera en noviembre la presentación de la cuenta parcial 2016 del mandatario poblano, la cual deberá examinarse, revisarse, calificarse y aprobarse antes del 15 de diciembre.

La ejecución del gasto realizada por el gobierno del estado del 1 de noviembre al 31 de enero próximo, último día de la administración morenovallista, se revisará durante el primer periodo ordinario de sesiones, es decir, del 15 de enero al 15 de marzo, lapso en el que seguirá activa la legislatura vigente, la cual ya le aprobó tres cuentas anteriores sin ningún tipo de objeción.