A partir de este viernes, Uber suspende definitivamente el cobro en efectivo en Puebla

Uber no perderá concesión, sin embargo se le aplicará la Ley del Transporte Puebla. Aunado a esto, la empresa distribuirá tarjetas de prepago.

Por órdenes de las autoridades, la empresa de Redes de Transporte Uber informó a sus socios conductores y usuarios que a partir del 8 de diciembre se suspenderá definitivamente el cobro de sus servicios en efectivo en el estado de Puebla.

Así lo dio a conocer a través de un correo electrónico que envió este martes a sus más de 9  mil usuarios tan solo en la entidad.

Esto ocurre semanas después de que el gobierno de Puebla aprobara una modificación a la Ley de Transporte del Estado, en el que entre otras cosas prohíbe el cobro en efectivo a plataformas digitales que ofrecen el servicio de taxi privado y ejecutivo.


En el comunicado, se lee: “Por orden de las autoridades de Puebla, Uber debe suspender la opción  de pago en efectivo para poder seguir operando en el estado”.

Por lo tanto, la empresa multinacional precisó que “a partir del viernes 8 de diciembre a las 10 horas este método de pago dejará de estar disponible en nuestra aplicación”, explica el documento electrónico.

La empresa señaló que busca nuevas alternativas “que permitan a los poblanos, que hoy dependen del pago en efectivo, volver a viajar con nosotros”.

En los últimos meses, Uber México ha dado muestras de vulnerabilidad no solo en el manejo de la información de datos personales, pues hace unos días la plataforma fue hackeada y con ello se comprometió información de más de 57 millones de clientes.

A la fecha, se desconoce si existen poblanos o mexicanos en la lista, pues Uber tampoco ha notificado directamente a los afectados ni documentado el caso ante las autoridades, a pesar de que la ley se lo obliga.

De acuerdo con Uber México, entre la información sustraída se encuentran nombres, direcciones de correo electrónico y números telefónicos de sus clientes, datos suficientes para cometer robos de identidad, fraudes financieros y otros crímenes relacionados con la sustracción de datos personales.

Mientras que en el caso de Puebla, Uber fue amenazado por las autoridades con impedirles circular en el estado si no corregía ciertas deficiencias, como garantizar la seguridad a los usuarios y dar a conocer quiénes son realmente los socios y conductores de los vehículos, luego que un chofer fue vinculado a la comisión de un delito.

El caso fue el asesinato de la estudiante de Derecho de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), Mariana Fuentes.

Al respecto, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó sobre la detención de dos personas que forman parte de una célula de asaltantes, que habrían participado en el homicidio de Mariana Fuentes, aunque el homicida material está prófugo.

Con base en las investigaciones realizadas y la red de videovigilancia del Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata (CERI), así como cámaras de los domicilios de la zona, se determinó que esa noche participaron cuatro sujetos masculinos, a bordo de un vehículo VW tipo Vento, color rojo, registrado en la plataforma del servicio de transporte privado “Uber”.