Trasciende detención del supuesto homicida del niño Carlos Gabriel

Tehuacán. De acuerdo con versiones no oficiales, ya existe una persona detenida como presunto responsable de la muerte del niño Carlos Gabriel Guerrero, quien fue asesinado en esta ciudad luego de salir a pasear con su padre y su hermano en la junta auxiliar de Santa María Coapan.

Hasta el momento la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) no confirma la detención del supuesto homicida, pero los rumores sobre ese arresto indican que fue trasladado a la capital del estado desde el domingo.

El presunto asesino responde al nombre de Christian Velázquez Cervantes, tiene 18 años, le apodan “Cola Loca” y fue arrestado junto con otro sujeto cuando se encontraban vendiendo cocaína.


Los elementos de la Policía Ministerial, se supone, fueron los encargados de detener a los dos individuos en la gasolinera que se encuentra a orilla de la carretera federal Puebla–Tehuacán, en el tramo que corresponde a San Lorenzo Teotipilco.

El detenido llevaba consigo seis grapas de cocaína, así como dinero en efectivo, y trascendió que cuando los policías lo interrogaron supuestamente confesó haber interceptado al niño cuando éste viajaba en su bicicleta, luego de lo cual abusó sexualmente de él y posteriormente lo asesinó golpeándolo con una piedra.

Según lo que se sabe, la PGJE ordenó realizar varios exámenes periciales con el objetivo de poder corroborar el decir de Christian Velázquez, por lo que será hasta que se cuente con el resultado de los mismos cuando se emita un pronunciamiento oficial.

Tras conocer lo anterior el líder del Partido Movimiento Ciudadano (PMC) en esta ciudad, Alejandro Olivares, expresó sus dudas sobre la culpabilidad del detenido y expresó que solo espera que las autoridades comprueben realmente que se trata del verdadero asesino y no se trate de un chivo expiatorio.

Olivares indicó que no sería la primera ocasión en que, agobiados por la presión social, las autoridades inculpen a alguien a un inocente, por lo cual dijo que no se puede confiar sin existir pruebas contundentes.

Para Alejandro Olivares todavía existe el peligro de que el asesino de Carlitos se encuentre libre, por lo que pidió a la población mantenerse atenta del cuidado de sus hijos, porque no es seguro que el homicida esté preso, ya que hasta el momento la PGJE ni siquiera a confirmad la detención.