Agente del Ministerio Público tardó en llegar al Chapulco para evitar linchamiento, señaló el alcalde

Chapulco. El hombre linchado en este municipio la tarde del lunes intentó secuestrar a una persona, según la versión que los vecinos de la colonia Aquiles Serdán dieron al ayuntamiento, explicó el presidente municipal, José Luis Valeriano Jiménez, quien resaltó que el Ministerio Público se tardó en llegar al lugar al lugar.

José Luis Valeriano recordó que una de las condiciones que los pobladores pusieron para entregar a retenidos era la presencia de agentes del Ministerio Público a fin de que se les garantizara que los supuestos secuestradores iban a ser procesados.

El alcalde destacó que tanto las autoridades municipales como el comandante de la Policía Estatal, que estuvo a cargo de los elementos que se movilizaron a Chapulco, trataron en todo momento de manejar la situación de manera pacífica y utilizando el diálogo con la gente inconforme.


Sobre la persona que perdió la vida, producto de los golpes que recibió por parte de los vecinos de la colonia Aquiles Serdán, el alcalde lamentó el deceso y dijo que ellos hicieron lo posible por salvarlo, pero lamentablemente no lograron ese objetivo, aún cuando lograron que se los entregaran para llevarlo al Hospital General de Tehuacán.

Valeriano expresó que tras el linchamiento hay tranquilidad en la colonia, aunque reconoció que los vecinos guardan mucho hermetismo sobre el tema, lo cual consideró como algo natural.

A decir del munícipe un grupo de habitantes dan seguimiento al caso en la agencia ministerial, ante la cual deben rendir su declaración los otros detenidos, pues quieren asegurarse de que las autoridades integren bien el expediente.

Sobre ese aspecto, abundó que el ayuntamiento de Chapulco va a brindar el apoyo necesario a los ciudadanos para los procedimientos que necesiten efectuar ante el Ministerio Público, para lo cual contarán con la asesoría del área jurídica y la sindicatura municipal.

Dio a conocer que durante las negociaciones para que los pobladores enardecidos entregaran a los retenidos; el ayuntamiento y la Policía Estatal se comprometieron a instalar un módulo de seguridad en esa colonia, así como dos patrullas, una municipal y la otra estatal, para hacer rondines constantes.

Hasta el momento se sabe que no hay personas detenidas por el linchamiento y se desconoce si la familia del fallecido o los otros hombres golpeados interpondrán denuncia contra los pobladores que participaron en esos hechos.