Transparentaría gobierno deuda de Moreno Valle tras la elección de 2018

ISN dado a Moreno Valle por empresarios estaría en el paraíso fiscal de Barbados.

El gobierno de Puebla creará un Registro de Financiamientos y Obligaciones en el que dará a conocer las condiciones de la deuda que heredó la administración de Rafael Moreno Valle Rosas;  sin embargo, la información podría hacerse pública después de las elecciones del 1 de julio de 2018 debido a que se fijó un plazo de seis meses para hacerlo.

El término se estableció en los artículos transitorios de la iniciativa de reforma a la Ley de Deuda Pública para el Estado que el Congreso local dictaminó ayer y aprobará este día en menos de 24 horas, durante la última sesión ordinaria del año.

El proyecto surgió como una propuesta del gobernador Antonio Gali Fayad y con el mismo el Poder Ejecutivo local busca cumplir la obligación que tiene Puebla de adecuar su marco normativo a la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios que se expidió el 27 de abril de 2016.


La deuda de Moreno Valle es resultado de los proyectos de infraestructura que detonó durante su sexenio bajo el esquema de Asociaciones Público–Privadas (APP), las cuales no ha reportado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) bajo el argumento de que son costeadas con recursos propios y no federales.

Actualmente, la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) opera el Registro Único de Obligaciones y Empréstitos del Estado, en el que solo se inscriben financiamientos y empréstitos, de acuerdo con la Ley de Deuda Pública vigente.

El Registro de Financiamientos y Obligaciones sustituirá el registro único y en el mismo no solo se registrarán los préstamos bancarios, sino también las emisiones bursátiles, arrendamientos financieros, factorajes financieros, cadenas productivas, obligaciones a corto plazo y las demás que se contraigan con instituciones financieras.

Además, se inscribirán las obligaciones derivadas de contratos de APP, desglosándolos en Proyectos para Prestación de Servicios (PPS), Proyectos de Inversión (PI), Obra Pública Financiada y “las demás que se realicen bajo cualquier esquema, en el que se establezca una relación contractual de largo plazo entre instancias del sector público y del sector privado”, según el artículo 30 bis del dictamen de la reforma.

El gobierno de Puebla, desde el sexenio de Moreno Valle, se ha rehusado a reconocer las obligaciones de pago de las APP como deuda, por lo que la reforma que se aprobará este día propone que el Registro de Financiamientos y Obligaciones tenga dos apartados: uno donde se registrarán los financiamientos y otro donde se inscribirán los pagos de las APP, pese a que a nivel federal el Registro Público Único de Financiamientos y Obligaciones de Entidades Federativas y Municipios no hace esa diferenciación.

Los PPS que contrató Moreno Valle sirvieron para detonar el Centro Integral de Servicios (CIS) de la zona de Angelópolis y el Museo Internacional del Barroco (MIB), mientras las plataformas donde se asentó la planta automotriz Audi, en el municipio de San José Chiapa, se construyó como un PI.

El artículo tercero transitorio de la reforma concede al Poder Ejecutivo local 180 días naturales siguientes a la entrada en vigor del decreto, para realizar las reformas a los reglamentos interiores que sean necesarias a fin de dar cumplimiento a las nuevas disposiciones, los cuales comenzarán a contar al día siguiente de que la enmienda sea publicada en el Periódico Oficial del Estado (POF).