Obligaron a mil 500 trabajadores del Cobaep a afiliarse al PAN y el PRD

FOTO: esimagen / José Castañares

Docentes del Colegio de Bachilleres del Estado de Puebla (Cobaep) denunciaron que los directivos de la institución forzaron a mil 500 trabajadores y sus familiares a afiliarse al PAN y al PRD, así como a apoyar las campañas de este año de Martha Érika Alonso Hidalgo por la gubernatura y Mario Riestra Piña por el Senado, recolectando credenciales de elector, promoviendo el voto a su favor y llenando mítines.

Los inconformes señalaron a dos responsables de la coacción: el ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, esposo de Martha Érika; y al  líder sindical Ricardo Ordaz Pérez.

Moisés Guerrero Gutiérrez, docente en el plantel 20, dirigió una carta al presidente electo Andrés Manuel López Obrador para denunciar la presión laboral que enfrentan los trabajadores del colegio y que ha derivado en la presentación de 150 demandas laborales contra la institución.


El escrito lo respaldaron 12 maestros más y el Comité Ejecutivo Estatal (CEE) de Morena, el cual convocó a una conferencia de medios para que los profesores dieran cuenta de las amenazas de despido, reducción de horas de trabajo y cambios de adscripción que enfrentaron durante la elección, por oponerse a respaldar los intereses del PAN y el PRD.

Moisés Guerrero aseguró que las amenazas se materializaron tras los comicios del 1 de julio, contra los docentes que se negaron a ceder ante las presiones.

Sindicato ligado a Moreno Valle

El Sindicato de Trabajadores del Colegio de Bachilleres del Estado de Puebla (Sitracobp) se creó en 2011, en el primer año de gobierno de Moreno Valle, bajo el liderazgo de Ricardo Ordaz, en medio de una persecución contra el anterior dirigente sindical Refugio Rivas Corona y todos sus cercanos, a quienes retiraron el contrato colectivo de trabajo.

“Desde la llegada al poder del morenovallismo en 2011, nos fue impuesto a los trabajadores del Cobaep, con la intervención de la policía estatal –tanto en la Dirección General como en los 37 planteles que conforman el colegio–, un sindicato de corte totalmente charril y fascista, el Sitracobp, encabezado por Ricardo Ordaz Pérez, quien se ha caracterizado por reprimir a todo trabajador que se oponga a sus intereses personales y políticos”, se acusa en el escrito enviado a López Obrador.