Reabren ejidatarios de Tlahuapan autopista México–Puebla, tras acordar con la SCT pago de sus tierras

Foto: Juan Didier ‏ @Juandidier

La madrugada de este martes, campesinos de Santa Rita Tlahuapan reabrieron el bloqueo vehicular en ambos sentidos de la autopista México-Puebla, luego que la delegación de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) firmó un compromiso para dar salida al pago de sus tierras de los que fueron despojados desde hace más de medio siglo.

La vía rápida a la ciudad de México, que comunica con el sur del país, fue cerrado con palos, piedras y llantas viejas a las que les prendieron fuego para impedir la circulación principalmente de camiones de carga.

El conflicto agrario data desde hace 60 años, cuando el gobierno federal prometió pagar las tierras para la construcción de la autopista México-Puebla.


Después de seis décadas, son los familiares de los dueños de los terrenos, hijos y hasta nietos, quienes lograron que el gobierno federal reconociera en 2014 el adeudo, debido a que en algunos casos los propietarios ya habían fallecido.

Por esta razón, la autoridad decretó el pago de 460 pesos el metro cuadrado de tierra, el cual debido liquidarse antes de 2017; sin embargo, es la fecha que los propietarios no reciben un solo peso.

Sobre el caos vehicular, la delegación local de la Policía Federal informó que a la 1 de la mañana se reportó tránsito lento en dirección a la ciudad de México, debido a que los inconformes sólo permitieron el paso a vehículos particulares, de manera intermitente.

Incluso, precisó que el colapso de la autopista provocó que la fila de automóviles llegara hasta Chalco, Estado de México.

En redes sociales, la Policía Federal pidió a los automovilistas que circulaban hacia la capital del país, tomar el Arco Norte; mientras que los que viajan en dirección a Puebla y Veracruz por el circuito mexiquense.

No hay que olvidar que es entre la noche y la madrugada, cuando hay una mayor circulación de transporte pesado, precisamente para evadir problemas de tráfico.

Este lunes, los labriegos no sólo cerraron la autopista México-Puebla, sino también la Vía Corta al estado de Tlaxcala, incomunicando así una de las regiones del país con mayor afluencia vehicular.

Después de ejercer presión a las autoridades federales, la delegación de la SCT en Puebla cedió a las protestas de los campesinos y convino con ellos una reunión para resolver el incumplimiento en el pago de sus terrenos por la construcción de la autopista México-Puebla.

El centenar de ejidatarios dijo que se vio obligado a cerrar la autopista, a la altura del kilómetro 74, para obligar a las autoridades federales a atender su demanda.

Por su parte, las autoridades estatales han ofrecido ser intermediarios en este conflicto.

Entre las demandas de los campesinos también se encuentra la exigencia de ampliación de caminos rurales y ampliación de puentes para el tránsito local.