Tips para pagos y compras de los que no nacimos en la era del internet

Las todas las personas que nacimos en una época sin internet, necesitamos aprender cómo usar las redes. Muchos ya sabemos cómo socializar a través de internet pero un uso cada vez más generalizado, compras y pagos por la web, –donde nos falla regacho,– es donde debemos poner mucha atención, porque como dice mi hijo: “Mamá el fraude en compras por internet está diseñado exactamente para gente como tú que no sabe cómo manejar la web para checar si un sitio es seguro y confiable para realizar cualquier transacción económica, sea pago de servicios o compra de productos”.

Para usar esta nueva herramienta –que es otro mundo–, hay algunos tips que es obligado conocer, aprender y procesar, realizar cada vez sin saltarse ningún paso para estar actualizados y que no nos quedemos como pendejos porque nos chingaron nuestra lana y no supimos ni por dónde, además de que no podemos reclamarle a nadie, a nadie.

Cualquier persona hábil en estos menesteres del manejo de la red nos puede orientar, pero ahí les van algunos tips que hoy les comparto para que aprendamos a checar cada sitio y evitar nos hagan fraude en las cosas que nos ofertan.


  1. Nunca te vayas derecho a un vínculo (es decir no le hagas click) a ningún sitio que resalta en letras de otro color, en alguna promoción, alguna página o mensaje, sea de tu banco o cualquier otro sitio que la red se ha dado cuenta que tienes interés. Aún los sitios de tu banco están dobleteados para lograr captar tu información y cometer un fraude con tus datos. Y el banco no es responsable, como tampoco ninguna institución a la que le tengas que hacer un pago, o algún producto que quieras comprar por intenet y no te fijes qué sitio web es y dónde estás metiendo tus datos personales y los de tu tarjeta de crédito. A esto se le llama phishing.
  2. Si tienes que pagar algún servicio o te interesa algún producto siempre googlea la fuente, es decir buscar el sito web en Google, así como aparece en el mensaje o página que te mandaron. Y si ahí te sale, entonces entra a través de Google a ese sitio web para realizar tu pago o compra, porque es segura y confiable.
  3. Si no aparece el sitio web en Google, no es segura, y es phishing, que significa que te están robando tu información, (nombre, domicilio, número de tarjeta, número secreto, teléfono, etcétera) a través de ese sitio falso, para robarte dinero o usar tus datos para otros fines ilegales, sin que sepas quién lo hace, de dónde son y sin que puedas hacer ningún reclamo ni al sitio ni al banco ni a nadie.
  1. Aunque el sitio web no salga en Google, al buscarlo, el mismo Google te muestra reseñas y comentarios de otras personas que ya pasaron por esto y te comparten sus experiencias: te señalan que el sitio es un fraude y lo que perdieron por pagar o comprar sin fijarse dónde metían sus datos. En estos comentarios hay que poner mucha atención.
  2. Si deseas un producto o un servicio, búscalo con los grandes vendedores vía internet, o bien en un website o webpage de empresas pequeñas pero con buena reputación y que te salga en Google. De igual manera las empresas serias y confiables son señalada por los mismos compradores en reseñas y comentarios, y esa es una garantía de que tanto la institución o empresa es confiable y tu pago o compra es segura.
  3. Es recomendable disponer, si se puede, de una sola tarjeta de crédito para compras por internet, así tienes más control sobre tus transacciones cotidianas.