Tardanza en atención a llamadas de auxilio, queja de ciudadanos contra policías estatales

Tehuacán. Luego de que el gobierno del estado intervino para asumir el mando de la Seguridad Pública en el municipio, la presidente Ernestina Fernández Méndez, acompañada por varios regidores, anunció que la Comuna será respetuosa del decreto y giró instrucciones a todos sus departamentos para que se colabore con las dependencias estatales para el buen desempeño del trabajo en materia de vigilancia.

Fernández Méndez expuso que agradece la disponibilidad del Estado para colaborar, y aseveró que se dará el apoyo que soliciten los delegados que se harán cargo de la seguridad en el municipio. Al mismo tiempo expuso que su administración no tolera actos contrarios la ley por parte de funcionarios municipales, pero en ese mismo tenor pidió que se realicen las acciones estatales en estricto apego a la legalidad y a los derechos humanos establecidos en la Carta Magna.

Solicitó que prevalezca el principio de presunción de inocencia, esto en referencia a los elementos de la Policía Municipal que son investigados, pues de acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado se tiene indagatorias contra 21 uniformados, entre ellos policías municipales y agentes de Tránsito, por no desempeñar sus funciones sin cumplir con los requisitos que la ley marca.


La presidente no informó si la Comuna procederá con la controversia constitucional, tal como trascendió que se haría. De igual modo se supo que los directores de Tránsito y de Seguridad Pública Municipal interpusieron amparos para evitar que se les detenga.

No habían pasado ni 36 horas del arribo de los estatales cuando la noche del viernes sujetos desconocidos robaron la señalética de metal en la calle Primera de Morelos, a una cuadra del zócalo, la cual fue colocada para indicar que esa vialidad es peatonal, ante ello el sábado por la mañana el ayuntamiento envió personal para colocar otra señal, pues hubo automovilistas que comenzaron a circular por ahí.

Durante la noche del sábado se dieron dos intentos de linchamiento: uno de ellos ocurrió en la colonia Villa Esmeralda, donde un sujeto fue sorprendido robando en un domicilio, los vecinos lo amarraron y golpearon dejándolo severamente lesionado.

El otro hecho ocurrió en la colonia Venustiano Carranza, en ese caso el detenido por los vecinos fue señalado de intento de abuso sexual contra una menor, también a ese hombre los vecinos lo amarraron a un poste y lo golpearon. En ambos casos los vecinos se quejaron por la tardanza de la Policía Estatal para poder atender sus llamados.

Fue hasta la mañana del sábado cuando se decidió reincorporar a elementos de la Policía Municipal a los recorridos en la ciudad, se trata de los que demostraron que cumplen con los requisitos para poder trabajar en dicha área, lo que indica que cuentan con sus correspondientes exámenes de control y confianza, se trata de aproximadamente 80 uniformados municipales.

Los estatales han mantenido puestos de vigilancia en las entradas de la ciudad donde revisan vehículos para asegurarse que no se trate de unidades robadas y detectar objetos o sustancias prohibidas.