Tania Solomonoff hará una intervención dancística en torno a la obra de Urs Jaeggi

Dos en el espacio es el nombre de la acción dancística y de intervención que el próximo domingo 8 de abril, a las 16 horas, se hará en el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos (MNFM) en el marco de la exposición saliente Sin Fronteras, del artista visual de origen suizo alemán Urs Jaeggi (Solothurn, 1931).

En esta intervención, la artista Tania Solomonoff “escucha al espacio con su cuerpo en movimiento”, alrededor del Cubo Blanco, pieza emblemática de la exposición Sin Fronteras de Urs Jaeggi ubicada en la segunda sección del museo.

Su labor como bailarina, coreógrafa y performancera se caracteriza por la compenetración total de su cuerpo, así como con la instalación y las relaciones que esta establece con otras piezas cercanas.


Sus desplazamientos, además, se caracterizan por tener una percepción corporal plena, por sus micro movimientos, por la comprensión de la obra de Jaeggi, y la complicidad con la presencia del artista y su poesía.

Tania Solomonoff es una artista escénica y del cuerpo. Trabaja de forma interdisciplinar centrándose en la investigación corporal y estética en torno a los procesos de creación, el cruce de disciplinas, la identidad y la memoria colectiva.

Asimismo, incursiona en la danza contemporánea, técnicas somáticas, teatrales y de gestión cultural en México, Canadá e Italia. Además de colaborar con Urs Jaeggi, ha trabajado con otros con artistas visuales como Luis Felipe Ortega, Tomás Casademundt, Galia Eibenschutz, Chizuko Osato y Taniel Morales.

En Sin Fronteras, Jaeggi aborda temas como la destrucción que han generado las guerras locales, la migración y la exclusión de los pobres, entre muchas otras formas de violencia. También, la movilidad de masas humanas y de los transportes que éstas utilizan.

En interiores y exteriores del MNFM se exhiben un total de 13 proyectos –instalaciones, intervención directa a muro, pintura, fotografía y collage –, que reflexionan sobre las problemáticas sociales y la crisis humanitaria que se vive actualmente en el mundo.  El artista propone que los visitantes participen de forma directa creando y reinventando a partir de esta exposición, “despertando” su curiosidad y mirando desde otra perspectiva la colección e incluso las ruinas del museo.

Sin fronteras formó parte del Programa de arte contemporáneo para sitio específico Cambio de vía, que el museo impulsa desde 2004 y en el que han participado Ivan Edeza, Carla Herrera, Dee Williams, Helen Escobedo y Alberto Gutiérrez Chong.