Supervisa ayuntamiento que financieras y casas de empeño trabajen dentro de la legalidad

Tehuacán. Debido a que hay habitantes que, por escrito, pidieron apoyo del ayuntamiento para resolver abusos de financieras o casas de empeño, las autoridades municipales decidieron integrar un padrón de esos negocios y además un diálogo con ellos para que trabajen apegados a la legalidad.

Gerardo Cruz Martínez, director de Micros, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes) en Tehuacán, señaló que uno de los principales problemas es que esos negocios no informan a detalle sobre el porcentaje que sus clientes o deudores van a pagar por los préstamos o empeños que realizan, lo que ha causado malestar y el acumulamiento de, aproximadamente, 40 quejas, contra esos establecimientos.

La mayoría de esas empresas, detalló, omiten dar esa información a los clientes, razón por la cual cuando se les requiere el pago se dan cuenta que son cantidades elevadas, por lo que se inconforman.


Por otro lado solicitó a la población que requiere de esos servicios para que se informe perfectamente de los contratos, los porcentajes de cobro, los recargos que puede generar un retraso y demás datos, para así saber qué tan conveniente le resulta el préstamo o la cantidad que le entreguen por su empeño.

El director reconoció que hay disponibilidad por parte de los representantes de esas empresas para cumplir con los requisitos para su funcionamiento, por lo que hasta el momento no han tenido problema con ninguno de ellos.

Si bien el ayuntamiento no es autoridad para intervenir en la operación de esos negocios, manifestó que sí han hecho observaciones a sus representantes legales, para que cuenten con personal capacitado que pueda dar toda la información necesaria a los clientes, pues un buen trato es su carta de presentación.

Contrario a lo que creía el ayuntamiento, la mayoría de las financieras y casas de empeño que operan en Tehuacán, no son de empresarios locales sino de inversionistas de Oaxaca, Cuernavaca y la Ciudad de México, sobre todo.

Una de las razones por las que se integra el padrón municipal de esos negocios, dijo, es para que la autoridad sepa si se trabaja legalmente, saber dónde está la matriz y quiénes son sus representantes, para evitar que se repitan en la ciudad experiencias del pasado, cuando varias financieras quebraron y dejaron sin recursos a muchos ciudadanos, destacó Cruz Martínez.