Por sobrecostos y ecocidio en Flor del Bosque, senadores exigen investigar a Moreno Valle

El grupo parlamentario del PRI en el Senado de la República demandó una investigación contra el gobierno del estado ante un posible sobrecosto en la remodelación del parque Flor del Bosque, así como una inspección de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) de las condiciones en las que se encuentran los animales que ahí habitan ante las denuncias de ecocidio.

De esa forma, la bancada tricolor retomó la lucha que abanderó el ex secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales del estado Francisco Castillo Montemayor, quien hoy se encuentra en prisión luego de que acusó en abril pasado al gobernador Rafael Moreno Valle Rosas de destruir esa área natural.

“Se gastaron más de 146 millones 333 mil 479 pesos para edificar entre otras cosas, áreas de rappel, skateboarding, gotcha y ciclismo de montaña, a consecuencia de estas modificaciones a decir de especialistas esta área natural dedicada a la educación ambiental, pasó a ser sólo ‘un parque de diversiones’”, reprobaron los legisladores del Revolucionario Institucional en un punto de acuerdo que se presentará en la sesión de este día.


 

La remodelación era innecesaria, coinciden senadores

En el documento, la bancada que coordina Emilia Gamboa Patrón, y de la que forman parte las senadoras de Puebla Blanca Alcalá Ruiz y Lucero Saldaña Pérez, coincidió con Francisco Castillo en que la remodelación de ese parque, localizado en el municipio de Amozoc a sólo 10 kilómetros de la capital del estado, era innecesaria.

Además, señaló posibles irregularidades en la ejecución del presupuesto destinado por el gobierno del PAN en turno como sobrecostos, incumplimiento en el cronograma de construcción e incumplimiento en la evaluación de impacto ambiental.

Inicialmente, refirió el grupo legislativo, las 664 hectáreas que conforman esa área natural estaban dedicadas a la conservación de especies, la preservación de la flora, así como a la formación ambiental de docentes, investigadores, alumnos y público en general.

“Por si esto no fuera suficiente, también tiene importancia ecológica la cual radica en que constituye un pulmón natural para el estado y los municipios conurbados a la capital, esto se debe al tipo de vegetación con el que cuenta caracterizado por bosques de encino, matorral espinoso, pastizal y bosque de eucalipto”, expuso.

En ese contexto, calificaron de “lamentable” que la administración de Moreno Valle “lejos de conservarlo, protegerlo jurídicamente y ampliarlo en beneficio de la sociedad, decidió remodelarlo y destruir así, uno de los centros más importantes del país para la investigación y capacitación ambiental”.

 

Gobierno transgredió la ley con la remodelación

El PRI retomó la denuncia que realizó Francisco Castillo de que la remodelación de Flor del Bosque transgredió la Ley de Protección al Ambiente Natural y el Desarrollo Sustentable del Estado de Puebla.

El gobierno estatal, expuso el grupo parlamentario, modificó los escurrideros del cerro “El Charro”, que a su vez desembocan en la Barranca de San Diego, alimentadora del Alto Atoyac.

Además, acusó hacinamiento de animales, aviario sin aves y la desaparición del equipo tecnológico de la Casa de la Tierra, primer centro de educación y vigilancia climática global en América Latina que era utilizado como instrumento de información de la Red Mundial de Vigilancia  Climática de la Organización de Naciones Unidas.

En el punto de acuerdo, la bancada tricolor solicita la intervención del Senado para que éste exhorte al Congreso de Puebla, para que a través de la Auditoría Superior del Estado (ASE), realice una revisión integral a los recursos destinados para la remodelación.

A la Profepa le solicita verificar la procedencia lícita, así como las condiciones de resguardo, preservación, conservación y protección de flora y fauna localizada en Flor del Bosque.