Sin mejoras en el servicio y en las unidades, no debe haber aumento al pasaje: franquiciatarios

Aunque económicamente es necesario ajustar el pasaje a la alza, debido al encarecimiento de las gasolinas y diésel, no se debe autorizar si los concesionarios no mejoran las condiciones de sus unidades y garantizan seguridad para los usuarios,  indicó Roberto Esquivel Ruiseco, vicepresidente de México Franchise Network (MFN).

Expuso que es irrefutable y entendible que el gasto en combustible está afectando a los transportistas, pero eso no los exime de mejorar su servicio en todos los aspectos.

El argumento de estos es que desde hace siete años y medio no se registra un aumento en el pasaje, pese a que en ese periodo creció en 230 por ciento el precio del combustible y en más de 100 por ciento otros insumos, como refacciones.


“Aparte de que tengan que mejorar las condiciones de las unidades, de que no vayan a exceso de velocidad, no bajen a los usuarios en doble fila, no los expongan, no anden jugando carreritas. A parte de todo eso, también que le inviertan en seguridad, que inviertan en botones de alertamiento, en cámaras de videovigilancia”.

Quienes prestan el servicio no pueden pedir un incremento a la tarifa si antes no cumplen con esos requisitos, indicó.

Los ciudadanos, añadió, no aceptarán pagar más si no les dan garantías de un transporte seguro y eficiente.

Por otra parte, Esquivel Ruiseco consideró que la secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transportes (SIMT) actualmente no tiene la capacidad para supervisar que los concesionarios estén cumpliendo con un buen trato a los pasajeros ni que las condiciones de los vehículos sean las adecuadas.

Opinó que debe existir una secretaría dedicada al tema de transporte, que cuente con todos los recursos materiales y humanos para hacer una supervisión efectiva.

Por ejemplo, comentó que los exámenes toxicológicos se deben aplicar con mayor frecuencia, para garantizar que los choferes conduzcan sin ninguna sustancia en su cuerpo que ponga en riesgo a los usuarios.

“Es algo que debería revisar el gobierno entrante para ver que una (secretaría) se dedique a construcción, a obra pública, y el otro directamente al tema de todo lo que implica transporte”.

Recientemente Xabier Albizuri Morett, titular de la SIMT, admitió que están analizando la petición de aumento de los transportistas, dando visos de que se podría aprobar su solicitud antes de que culmine la administración del gobernador José Antonio Gali.

Es el subsecretario de Movilidad y Transportes, Alberto Vivas Arroyo, quien ha tenido reuniones con los concesionarios para analizar las cifras que estos presentan y determinar el posible porcentaje de incremento.