Simpatizantes de Eduardo Rivera Pérez regalan vitacilina y curitas “para el ardor” a Paola Migoya

Un grupo de mujeres simpatizantes de la candidatura del panista Eduardo Rivera Pérez, a la alcaldía de Puebla, regaló una canasta con una pomada vitacilina y curitas “para el ardor y los raspones” a su contrincante Paola Migoya, abanderada del Verde Ecologista, a quien acusaron de violencia de género político.

Las militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) respondieron así a Migoya, quien hace unos días regaló a Rivera Pérez una canasta de huevos con la leyenda “lo que te falta”.

A nombre de las inconformes habló Verónica Loyola, quien pidió respeto hacia la candidatura del panista  Eduardo Rivera, de la coalición “Por Puebla al Frente”, de la que también forma parte el partido del sol azteca.


La intención de las mujeres era boicotear la rueda de prensa que se anunció para este lunes y que fue cancelada de último momento, donde Migoya, la candidata de Morena, Claudia Rivera Vivanco, y el priista Guillermo Deloya, exigirían a Rivera Pérez que deje de poner trabas para la realización del debate.

Tras ser advertidos de la protesta, los tres candidatos a la alcaldía de Puebla decidieron cancelar la actividad que aprovecharon las simpatizantes del panista quienes acusaron a Migoya de utilizar su condición de mujer para atacar e insultar.

“Es obvio que se encuentra muy afectada, es una mujer despechada, sin control de sí misma, presa del resentimiento y del disgusto contra el mundo porque padece del síndrome de mujer engañada”, acusó Verónica Loyola.

Lo anterior, sostuvo, porque no fue beneficiada con la candidatura por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), como se lo había prometido Luis Miguel Barbosa, el candidato de la izquierda a la gubernatura de Puebla.

Por lo que invitó a la candidata del Verde Ecologista a que no incurra más en la violencia política de género.

El grupo de mujeres le obsequió un tubo de vitacilina y unas curitas, “para que pueda mitigar su ardor; una amlodipino, para que controle su hipertensión y un frasco de ácido fólico para prevenir el posible daño a inocentes.

Al final le enviaron un mensaje: “candidata Paola Migoya por favor respétese a sí misma y no sea provocadora. El causante de sus males está en Morena, no en nuestro candidato”.

Alegaron que Eduardo Rivero es un hombre preparado para gobernar el municipio de Puebla, y es quien ha dado muestras de prudencia, mesura y respeto.

El pasado 29 de mayo Paola Migoya regaló una canasta de huevos al panista Eduardo Rivera Pérez, con el fin de exhortarlo a que no se rehúse a debatir.

Para ello acudió a la casa de campaña del ex alcalde de Puebla, donde pidió al candidato de la coalición “Por Puebla al Frente” deje de esconderse y poner trabas para que el organismo electoral defina una fecha para el debate.