Sigue cerrado el templo de San Pedro Acoquiaco, que resultó severamente dañado tras el sismo del año pasado

Tehuacán. Aun cuando el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) concluyó los trabamos de rehabilitación de la parroquia de San Pedro Acoquiaco, que resultó severamente dañado  por el sismo del 19 de septiembre, el templo sigue sin ser utilizado para los oficios religiosos.

Giovanni Olmos López, director de Patrimonio Histórico, mencionó que luego de los trabajos de reparación de que fue objeto ese edificio, se determinó que puede seguirse utilizando, de modo que se descartó la idea de que solamente sirviera como una especie de museo.

Fue el mismo INAH el que tras revisar los daños estructurales que sufrió el edificio, producto del sismo, adelantó que solamente se le podría mantener como un atractivo turístico, ya que no era conveniente volver a celebrar actos religiosos en su interior, sin embargo finalmente se modificó el dictamen.


Es probable que por ese primer veredicto que se dio, los encargados del templo no se fían para realizar en el interior del templo celebraciones eucarísticas, pues piden que el ayuntamiento haga una revisión de la estructura para saber si realmente es posible utilizarlo con ese objetivo.

Giovanni Olmos López indicó que al parecer se pretende darle uso únicamente en eucaristías donde no haya mucha concurrencia o para las ocasiones especiales, ya que siempre queda el temor de que ocurra alguna contingencia.

Desde que ocurrió el sismo del 19 de septiembre, el año pasado, el templo cerró sus puertas, ya que sufrió daños en ambas torres, la cúpula y otras zonas del centro del edificio, motivo por el cual las celebraciones eucarísticas se llevan a cabo en el atrio.

A la fecha no se cuenta con un espacio alterno para las misas en esa junta auxiliar. El director señaló que es probable que se continúe con la misma dinámica porque deben tomarse precauciones, por parte del sacerdote y su equipo de trabajo, para no exponer a los feligreses.

El templo de San Pedro es el único que se encuentra en esas condiciones, resaltó, pues hay otros como la Parroquia del Carmen donde se hacen todavía reparaciones, sin embargo los daños fueron menores y las actividades no se suspendieron.