Ausencia de relleno sanitario en la Sierra Norte da pie a tiraderos clandestinos, acusa Semarnat

Tiraderos a cielo abierto, que no están autorizados, así como la mala práctica de quemar la basura en las casas, son problemas que se viven en la Sierra Norte de Puebla por la ausencia de un relleno sanitario, indicó Daniela Migoya Mastretta, delegada de la secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Uno de ellos se ubica en Xicotepec de Juárez, donde la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ya inició un procedimiento por esta irregularidad.

Pero más allá de sanciones, se requiere de un sitio donde se de un adecuado destino final a los desechos, ya que actualmente solo hay un relleno operando en Zacatlán, indicó.


“Ha habido denuncias en Xicotepec, en la Sierra Norte, de que hay tiraderos a cielo abierto que no están autorizados, y en ese sentido Profepa ha actuado, se han llevado a cabo los procedimientos correspondientes”.

Precisó que durante el presente año se intentó poner en operación uno en Huauchinango, sin embargo el proyecto presentado no cumplió en dos ocasiones con las especificaciones de Semarnat.

“Han tenido algunas situaciones técnicas en los planteamientos y no se ha podido autorizar, pero confiamos en que vuelva a reingresar el trámite para que corrijan esos planteamientos que no eran a lo mejor de la forma que nosotros esperamos para poder cumplir con toda la normativa, por encontrarse dentro del área natural protegida”.

El principal problema, acotó, estaba relacionado con el tipo de terreno, el cual tiene una pronunciada pendiente que, combinado con las precipitaciones pluviales, aumentaba el riesgo de escurrimiento de lixiviados y de desborde.

Daniela Migoya Mastreta refirió que previamente ya había operado un relleno sanitario en Huauchinango, pero no lo hizo de forma correcta, por lo que Profepa procedió a su clausura.

Se espera que antes de que concluya la actual administración estatal y municipal se pueda consolidar un proyecto viable que permita dar un destino final adecuado a los desechos, incluyendo la debida recolección de los mismo, puntualizó.