Semiótica y Estudios de Significación de la UAP ha encabezado investigaciones en el continente

Hablar de semiótica es hablar necesariamente de la actividad humana. En este sentido, una disciplina cuyo objeto de estudio son los signos y los procesos de significación tiene una tarea tan extensa como infinitas son las expresiones orales, corporales y visuales que una persona es capaz de emitir a lo largo de su vida. Desde hace dos décadas, el Programa de Semiótica y Estudios de la Significación de la UAP ha sido el único espacio institucionalizado en México que ha indagado de forma ininterrumpida dicha vastedad, al aportar investigaciones de impacto internacional en torno a la semiótica.

Si bien su fundación formal por parte de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado (VIEP) ocurrió en 1998, a inicios de la década ya estaba en marcha el Seminario de Estudios de la Significación (SES). Este proyecto representó un punto de convergencia para investigadores del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego”, la Facultad de Filosofía y Letras y el entonces Centro de Ciencias del Lenguaje.

El formato del seminario era similar al que actualmente persiste: a través de reuniones mensuales con una temática preestablecida, se daban cita académicos interesados en la materia y un invitado de renombre en alguna disciplina enfocada en el lenguaje. En esta primera etapa, de 1990 a 1997, se contó con la presencia de François Rastier, Michel Arrivé y Claude Zilberberg, entre otros especialistas. De igual manera, el 27 de febrero de 1997, se creó el Fondo Greimas de Semiótica, un acervo bibliográfico y hemerográfico que reúne fuentes especializadas, procedentes de autores nacionales y extranjeros.


Gracias al auge de las actividades del seminario, la VIEP optó, en 1998, por dotar al grupo de trabajo de un espacio y constitución propios. Así, Rodolfo Santander, Alma Yolanda Castillo, María Isabel Filinich, Luisa Ruiz Moreno y Raúl Dorra se convirtieron en los fundadores de uno de los programas que ha encabezado durante dos décadas las investigaciones en semiótica en todo el continente.

Los motivos de ser de una publicación académica son diversos. Para Dorra, quien ha encabezado el grupo de investigación desde sus inicios, “un programa que sigue los pasos de un seminario no podría concebirse sin un órgano de reflexión y difusión”. En este sentido, Tópicos del seminario se ha mantenido como el principal órgano de difusión del SES, bajo la dirección de María Isabel Filinich.

Una vez constituida la publicación, uno de los aspectos centrales para garantizar su seriedad y rigor fue la periodicidad. Desde el primer número, la revista semestral de carácter monográfico se ha publicado sin retrasos ni interrupciones, lo cual ha resultado en 39 números publicados hasta ahora con textos de investigadores de distintas partes del mundo.

“Creo que sin Marisa a la cabeza, la revista no se hubiera sostenido, al menos no con la calidad y regularidad que la caracteriza. Quienes no han trabajado en una revista de este tipo seguramente no imaginan todo lo que exige”, señala.