El lunes la secuestraron en Ciudad Serdán, ayer la abandonaron en una barranca en Tehuacán

Tehuacán.- Con diversas lesiones en el cuerpo, la más evidente es una en el cuello, fue abandonada en la zona de la colonia Santiago Tula, Nayeli , quien dijo que fue secuestrada por sujetos desconocidos en Ciudad Serdán, después de ello la mantuvieron cautiva hasta anoche cuando la dejaron en esta ciudad.

Nayeli deambulaba totalmente desorientada y pidiendo ayuda, por lo que los vecinos al percatarse de su estado le brindaron ayuda y pidieron el apoyo de corporaciones de auxilio, llamado que atendieron paramédicos de Cruz Roja.

La primera versión que dio, una vez que se sintió segura, fue que el pasado lunes, en Ciudad Serdán fue interceptada por varios sujetos a quienes no conoce, pero que con lujo de violencia la obligaron a subir a una camioneta donde uno de ellos le cubrió boca y nariz con un trapo para sedarla.


Cuando reaccionó ya tenía cubiertos los ojos y la boca y los hombres la mantuvieron secuestrada desde ese momento, sin tener conocimiento de hacia dónde la trasladaron, no dio a conocer si en ese tiempo sufrió algún tipo de agresión física, pero es evidente que fue golpeada ya que tenía varios hematomas y una cortada en el cuello.

La mujer de 36 años,  indicó que sus captores la abandonaron en una barranca y se dieron a la fuga con rumbo desconocido, debido a que todo el tiempo la mantuvieron con los ojos tapados no pudo conocer el rostro de los delincuentes, ni ver detalles del lugar en el que la tuvieron privada de su libertad.

Como pudo logró salir de la barranca, sus secuestradores la dejaron descalza lo que complicó que pudiera moverse con facilidad, finalmente logró llegar a una zona poblada para pedir ayuda, dijo.

Por su estado de salud los paramédicos determinaron la necesidad de ingresarla a hospitalización y dar aviso a sus familiares; se espera que en próximas horas la Fiscalía General del Estado intervenga para tomar su declaración e iniciar las indagatorias correspondientes. Trascendió que la familia pagó por el rescate de Nayeli.