Se reúnen Gali y Carrasco con legisladores que están por concluir sus funciones

El gobernador José Antonio Gali y el secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco, encabezaron una reunión con integrantes de la LIX Legislatura del Congreso del estado, a quienes reconocieron “por su trabajo a favor de los poblanos”.

Gali señaló que, siempre respetando la autonomía entre poderes, se mantuvo una suma de esfuerzos con el Legislativo, a través del diálogo, para analizar reformas que impactaran positivamente a la población. En ese sentido, añadió que mantendrá un gobierno cercano a la gente, que comprenda y escuche a todas las voces, sin distingos partidistas.

El mandatario ratificó su reconocimiento, respeto y amistad a los legisladores y les deseó el mejor de los éxitos en cualquier trinchera o espacio al que se incorporen, exhortándolos a seguir trabajando unidos por Puebla.


Durante el encuentro, que se llevó a cabo en un ambiente de cordialidad y respeto mutuo, se destacó el ejercicio conjunto entre Ejecutivo y Legislativo para sacar adelante iniciativas trascendentes para el presente y el futuro de Puebla.

Se mencionó que, en el periodo de febrero de 2017 a septiembre de 2018, el Ejecutivo envió 80 iniciativas: cuatro reformas constitucionales, 50 modificaciones a leyes secundarias y 26 de ordenamiento y regularización patrimonial con los municipios.

Las iniciativas atendieron preferentemente las prioridades de la administración de Gali, así como las grandes exigencias ciudadanas: Derechos Humanos, equidad de género, combate a la corrupción, certeza jurídica, desarrollo económico, seguridad pública, procuración y administración de justicia.

Resaltan las reformas constitucionales para elevar a rango constitucional el principio del interés superior de la niñez, la armonización de las disposiciones contenidas en la Constitución en materia de Derechos Humanos, ejecución penal y reinserción social, fortalecimiento del Tribunal de Justicia Administrativa, entre otros.

También las reformas al Código Civil del estado, para juzgar bajo el principio de perspectiva de género y para que los padres elijan el orden de los apellidos de sus hijos.

De igual forma, se aprobaron iniciativas para eliminar prácticas discriminatorias y el fortalecimiento de los Derechos Humanos de las mujeres, a través de la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación.