Se mofa Aréchiga de aspirantes que lo acusaron de favorecer a panistas

El secretario de Gobernación del ayuntamiento de Puebla, Guillermo Aréchiga Santamaría, se mofó de los señalamientos que le hicieron los aspirantes que lo acusaron  de “apadrinar” en los plebiscitos de las juntas auxiliares a candidatos que militan en el Partido Acción Nacional.

El funcionario se refirió en particular a la puja por la presidencia auxiliar de La Resurrección, donde los aspirantes Máximo Cuatlaxahue y Clemente Tlaxca han dicho que el panista Moisés Máximo Portada Perez, es “su ahijado político”, y desde sus oficinas está operando para que obtenga el triunfo en la contienda del 27 de abril.

A pregunta expresa de sí tenía a familiares o amigos participando por las presidencias auxiliares, el responsable de la política interior en el municipio respondió: “¡Ahijados tengo como 4 mil, pero ninguno de ellos es candidato!”.


El funcionario municipal insistió en que en la Comuna “no hay dados cargados para nadie” y que si alguien quiere representar a su junta auxiliar, lo tiene que ganar con votos, no con violencia. Por tal razón, Aréchiga, exhortó a los participantes a mantener una elección en paz y de respeto, para los que irán a sufragar a las urnas.

Guillermo Aréchiga, además, anunció que a partir de este jueves la Comisión Especial de Desarrollo y Vigilancia de los plebiscitos en las 17 juntas auxiliares, no agregará a más candidatos porque las boletas se imprimen este día.

“Hemos deliberado todos los recursos (para aceptar a más candidatos), ahora lo vemos imposible; además por cuestiones técnicas vemos que no hay tiempo para modificar la impresión de boletas”, expresó.

La Comisión Especial sumó ayer a 10 ciudadanos al proceso, luego de corroborar que el Centro Integral de Servicios, no entregó a tiempo documentos oficiales que marcaba la convocatoria porque se les cayó el sistema. En la contienda sólo participaran 98 planillas.

Aréchiga informó que la votación será de 8 a 18 horas. Para este día se tendrán disponibles 250 mil boletas. El costo de la elección es de un millón 600 mil pesos, los cuales serán destinados al Instituto Electoral del Estado de Puebla para que dote del equipo.