Por incumplir recomendaciones de la CNDH, RMV es llamado a cuentas

El Senado de la República solicitó al gobernador Rafael Moreno Valle Rosas un informe del estado que guardan tres recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) contra su administración, al señalar que existe evidencia de que no se han acatado en su totalidad.

Se trata de las recomendaciones que se giraron por la represión de Chalchihuapan, violencia obstétrica durante el parto de una mujer en el Hospital General de Acatlán de Osorio, así como el homicidio de un ciudadano a manos de la policía federal en territorio poblano.

“Estimamos urgente conocer el estado que guardan dichas recomendaciones, pues se trata de graves violaciones a los derechos humanos y, en tanto no se cumpla con lo formulado por la CNDH, se deja en estado de vulnerabilidad a las víctimas y a la sociedad”, señaló la Cámara Alta del Congreso de la Unión.


El punto de acuerdo también exhorta a la CNDH a informar sobre el seguimiento y la respuesta de las autoridades de Puebla a las recomendaciones antes señaladas.

dictamen del senado
Punto de acuerdo aprobado por el Senado de la República

 

Gobierno estatal es omiso ante violaciones: PRI  

 

La proposición se originó en el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que coordina Emilio Gamboa Patrón, y se presentó al Senado el 5 de octubre pasado. Los legisladores priistas acusaron que las recomendaciones recibidas por el gobierno de Puebla de 2013 a 2015 permanecen sin cumplirse.

La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Alta encontró elementos para respaldar la propuesta del tricolor en el dictamen que aprobó el pleno en la sesión pública de ayer, ya que identificó tres casos en los que no existe certeza de que la administración estatal haya atendido las sugerencias de la CNDH.

Una de las recomendaciones es la 56/2013, emitida por el uso excesivo de la fuerza durante un operativo implementado el 16 de marzo de 2011 por policías federales que derivó en la muerte de una persona producto de las agresiones físicas que recibió durante su detención.

“No ha habido atención a la víctima, reparación del daño ni atención médica y psicológica, no existen garantías de no repetición y el procedimiento administrativo contra los servidores públicos ha sido nulo”, acusó la bancada tricolor.

Chalchihuapan, la herida que no sana

En la misma situación se encuentra la recomendación 2VG/2014 que se emitió por la represión de una protesta en Chalchihuapan el 9 de julio de 2014, ejecutada por 426 policías estatales.

Como resultado del enfrentamiento, de acuerdo con la investigación de la CNDH que retomó la Comisión de Derechos Humanos en el dictamen, un niño de 13 años perdió la vida, mientras dos menores y siete personas más resultaron con heridas de gravedad sin que se les hubiera otorgado la atención médica en el lugar de los hechos.

Los puntos recomendatorios cuyo cumplimiento aún está pendiente son la reparación del daño, con base en criterios internacionales de derechos humanos, a favor de la madre del niño que perdió la vida con motivo de los hechos; así como la determinación de la averiguación previa que integra la fiscalía para que se determine la responsabilidad penal de los servidores públicos involucrados.

La violencia obstétrica que se perpetró en el Hospital General de Acatlán en abril de 2014 ameritó la recomendación 51/2015. En el documento, la CNDH demandó al gobierno de Puebla reparar el daño ocasionado a la madre, así como garantizar el equipo médico suficiente para que los nosocomios del estado brinden un servicio eficaz.