SCJN ordena destitución del cabildo de Tlacotepec y su consignación por desacato

SCJN ordena destitución del cabildo de Tlacotepec y su consignación por desacato.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó la destitución y consignación penal del alcalde Pablo Pérez Maceda –emanado del estatal Partido Pacto Social de Integración– y el cabildo de Tlacotepec de Benito Juárez por desacato al cumplimiento de un amparo, relacionado con la invasión de un terreno particular para la construcción de una cancha de futbol rápido.

Al respecto, Roberto Pedro Martínez, subsecretario de Gobernación de la Secretaría General de Gobierno del Poder Ejecutivo estatal, explicó que el Poder Ejecutivo  no tiene ninguna injerencia en el nombramiento el nuevo cabildo porque existen los suplentes para integrar el mismo.

El funcionario agregó que queda esperar a que el máximo tribunal del país notifique oficialmente al ayuntamiento la resolución para que los sustitutos puedan tomar protesta.


La gobernabilidad del municipio está garantizada y se da cumplimiento exacto a la resolución de la SCJN, remató.

Por su parte, la Comuna dio a conocer a través de un comunicado que agotará los recursos a su alcance para defenderse de la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no obstante que sus dictámenes son impugnables e inapelables, al menos en lo que al país concierne.

La sentencia emitida por el máximo tribunal de país alcanza también a ex funcionarios de la Comuna de Tlacotepec, quienes deben ser consignados por incumplir mandatos del Poder Judicial, delito por el que recibirían condenas de hasta una década de prisión.

Hasta donde se sabe, el problema inició el trienio pasado, cuando el ayuntamiento de Tlacotepec de Benito Juárez, presidido entonces por Enrique Ramos Bernardino –afiliado al Partido Revolucionario Institucional– despojó de un terreno de 400 metros cuadrados a Luminisa Pérez Huerta, quien inició la defensa de su propiedad, exigiendo una indemnización de 4 millones de pesos.

La gestión de Pablo Pérez Maceda, quien asumió el poder como resultado de una coalición de partidos afines al morenovallismo, se negó a liquidar el terreno a la dueña afectada, a pesar de que el monto establecido por la autoridad judicial fue de 967 mil pesos.

Luminisa Pérez Huerta presentó su amparo ante el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia de Amparos Civil, Administrativa y de Trabajo, Juicios Federales del Estado de Puebla y ganó, con las consecuencias informadas.

En la sesión de ayer de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, también se ordenó la destitución del cabildo Coacalco, en el estado de México por desacato. La semana pasada la misma suerte corrieron el presidente municipal, el síndico y los regidores de El Paraíso, Tabasco.