Recortarán dietas de diputados de Puebla y les cancelarán el seguro de gastos médicos

Las bancadas de Morena, el PT y el Partido Encuentro Social (PES) utilizarán la mayoría que tendrán en el Congreso de Puebla a partir del 15 de septiembre para reducir la dieta de los diputados, desaparecer el seguro de gastos médicos, recortar a la mitad los apoyos en combustibles y telefonía celular, así como cancelar la adquisición de vehículos y remodelación de oficinas.

El diputado electo José Miguel Trujillo de Ita, quien fungirá como coordinador de la bancada del PES, dio a conocer los ajustes como parte del programa de austeridad que impulsa a nivel nacional el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Señaló que todavía no se define el porcentaje en el que se reducirán los ingresos de los representantes populares, quienes actualmente reciben una remuneración neta de 55 mil 868 pesos mensuales, porque se tiene que acordar con las bancadas de Morena y el PT.


El dirigente estatal del PES, Raúl Barranco Tenorio, recordó que a nivel nacional los tres partidos que integraron la coalición electoral Juntos Haremos Historia acordaron trasladarla al ámbito legislativo, situación que se retomará en Puebla para hacer valer su mayoría compuesta de 22 diputados, de un total de 41 que integran el Congreso local.

Indicó que la bancada de Morena se conforma de 14 legisladores que actuarán bajo la coordinación de Gabriel Biestro Medinilla, mientras el PT y el PES cuentan con cuatro cada uno.

Trujillo de Ita dio a conocer que las tres fracciones parlamentarias sostienen reuniones periódicas no sólo para reducir el gasto que representan los legisladores al erario, sino también en la conformación de la Mesa Directiva que conducirá los trabajos del Congreso, así como en la integración de las comisiones y comités.

Bajo análisis, el nombramiento de morenovallistas

El próximo coordinador de la bancada del PES dijo que uno de los temas que discutirá la coalición legislativa es el nombramiento de Víctor Antonio Carrancá Bourget como fiscal General del Estado, así como el del magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) José Montiel Rodríguez.

Carrancá llegó al cargo en el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas, del que también formó parte al desempeñarse como procurador General de Justicia en los primeros años de esa administración (2011–2017).

Organizaciones sociales acusan a Carrancá de ser el ejecutor de una persecución política que desató Moreno Valle contra sus detractores, al promover la detención de los mismos.

En tanto, José Montiel fungió como subsecretario Jurídico de la Secretaría General de Gobierno (SGG) del estado en el mismo sexenio y diputados lo acusan de llegar al TSJ sin cumplir el requisito de tener un título profesional de licenciado en derecho “con antigüedad mínima de 10 años”.