El robo de combustible en Puebla es asunto de seguridad nacional y se debe combatir como en Veracruz: Red de Franquicias

El robo de combustible en Puebla es un asunto de seguridad nacional y debe ser combatida por el Ejército Mexicano como sucede en Veracruz y Tamaulipas, antes que impere la ingobernabilidad, demandó el vicepresidente de Seguridad, Roberto Esquivel Ruiseco, de la Red Mexicana de Franquicias en Puebla.

El empresario explicó que el caso de Encrucijada, donde este domingo se dio el enfrentamiento entre policías militares y bandas del crimen organizado, dejó al descubierto que los delincuentes están mejor armados.

Esto luego destacar que el robo de combustible a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) es una diversificación del narcotráfico en la zona del “Triángulo Rojo” para la compra de fusiles de asalto y francotiradores a los Estados Unidos de Norteamérica.


Además -agregó- está coludido con trata de personas, el robo de vehículos de carga y las decenas de asesinatos en la región.

El experto en temas de seguridad expuso que el crimen organizado se mete hasta la cocina, “y eso quiere decir que no les importa combatir al Ejercito Mexicano”.

Por esto arguyó que son continuos los choques entre los huachicoleros y los militares, quienes por protocolo de seguridad tienen autorizado tirar a matar.

“Los huachicoleros le están apostando todo al robo de combustible en Puebla, porque son ganancias millonarias que utilizan para la compra de armamento para enfrentar al Ejercito”, sostuvo.

Explicó que estas bandas delictivas que operan con lugareños de la zona del “Triángulo Rojo” están mejor armadas y equipadas que la autoridad porque vienen de Estados Unidos.

“Cuentan con rifles de asalto, armamento para francotiradores, que ni siquiera tiene el Ejército Mexicano”, declaró.

Ante lo expuesto, Roberto Esquivel reconoció que el tema de Seguridad Nacional no es nada sencillo, ya que Puebla es el primer estado a nivel nacional con el mayor reporte de robo de combustible.

Aseveró que esto ha generado que en el último año hayan ocurrido decenas de muertes, miles de litros de gasolina robada, vehículos y serie de situaciones que podrían poner en riesgo la gobernabilidad en Puebla.

Aunado a esta situación, recordó que la policía local no es de fiar ni tiene el armamento para combatir a los huachicoleros.

“A nivel estatal sabemos que no hay un número suficiente de policías, el gobierno federal ha prestado un fuerte número de policías pero existe vulnerabilidad, como sucedió en el caso de Atzizintla”, señaló.

Al respecto, Roberto Esquivel Ruiseco recomendó confrontar a las bandas delictivas desde sus entrañas, en las comunidades de los municipios de Palmar de Bravo, Tecamachalco y Acatzingo, principalmente.

Asimismo dijo que hace falta hacer una buena labor de inteligencia para saber dónde habitan y trabajan estos delincuentes, así como su estructura; así como las áreas operativas que pueden penetrar.

Además hizo un llamado a la autoridad a garantizar el libre ejercicio periodístico, luego de las amenazas a reporteros que cubren la región, a quienes las bandas criminales incluso  pusieron un precio de 10 mil pesos por cabeza.

Al último, el presidente del gremio empresarial, Enrique Vargas Medina, repudió el caso del diputado Antonio Tarín García, quien no pudo rendir protesta este martes al interior del Palacio Legislativo de San Lázaro, por contar con una orden aprehensión por peculado.

Reclamó que es increíble que los diputados den protección a delincuentes que deberían poner a disposición de la autoridad que los reclama.

“Basta ya de proteger intereses de grupos; el descredito del PRI es tan grande que ya es imparable”, concluyó.