Ante Congreso solicitan revocación de mandato del edil de Xochitlán Todos Santos

Pobladores de Xochitlán llevan dos semanas tomando el palacio municipal de dicha entidad, ya que la violencia e inseguridad están a la orden del día.

Ante las omisiones del alcalde Demetrio Vallejo Juárez, pobladores del municipio de Xochitlán Todos Santos presentaron un solicitud al Congreso del estado para exigir la revocación del mandato del edil, a quien acusan de ser cómplice de las bandas criminales que azotan la región.

El documento presentado al Poder Legislativo –en poder de esta casa editorial- resume que Vallejo Juárez es negligente y solapa a delincuentes dedicados a la distribución y venta de drogas al menudeo, el robo de negocios, viviendas, escuelas y ganado.

Incluso, señalaron que gracias a esta complacencia del alcalde con el crimen organizado varios asesinatos en el municipio han quedado impunes.


“Hay evidencia contundente para fincar los delitos en contra de los responsables, pero como son amigos del alcalde los dejan en libertad”, se lee en el escrito que cuenta con sello y firma de recibido de la Oficialía de Partes del Congreso local.

 

Solicitud de revocación de mandato del edil de Xochitlán Todos Santos

Además los inconformes demandaron una auditoría a la gestión de Demetrio Vallejo por el presunto mal manejo del erario, así como de todos los programas sociales que entrega el gobierno federal y estatal en Xochitlán Todos Santos.

Esto último –arguyeron- porque la población que está dentro de los padrones de ayuda gubernamental no ha recibido el apoyo de las autoridades.

Recordaron que el pasado 21 de septiembre, el alcalde y un grupo de vándalos y policía del vecino municipio de Tecamachalco intentaron desalojar a los pobladores que mantienen tomada la alcaldía en reclamo de la renuncia del gobierno en turno.

“Pedimos al Congreso del estado que ‘tome cartas’ en el asunto y proceda conforme a la Ley”, se demanda en el documento.

Desde hace dos semanas, pobladores de Xochitlán Todos Santos mantienen tomada la presidencia municipal por el aumento exacerbado de la violencia e inseguridad en la localidad, la cual es colindante con la zona del Triángulo Rojo.

Durante una reunión este lunes en Casa Aguayo, los inconformes denunciaron que los representantes de la Secretaría General de Gobierno del estado (SGG) rompieron el diálogo, después de condicionar la entrega del inmueble.

Responsabilizaron al director de Gobierno estatal, Luis Carlos Migliavacca, de cualquier situación de violencia que se presente en Xochitlán, debido a que el servidor público –dijeron-  amenazó con enviar a la policía estatal antimotines y hasta de encarcelar a los opositores al alcalde, si no liberaban las instalaciones de la presidencia municipal.

Los lugareños informaron que Xochitlán es un municipio colindante con Tecamachalco, donde se suscitó la semana pasada un enfrentamiento entre elementos de la Mariana Armada de México y bandas dedicadas al robo de combustible a Petróleos Mexicanos (Pemex).

El saldo de la refriega fue el abatimiento del líder regional de la organización criminal de los Zetas, Pablo Arcenio “N”, conocido como el jefe del Bukanas y con influencia en los límites de los estados de Puebla y Veracruz.

También fue identificado Rosendo “N”, alias El Compadre, ambos integrantes del grupo delictivo La 35 Z, informó la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla.

Desde el pasado 18 de septiembre, la presidencia municipal de Xochitlán se encuentra tomada por un grupo de lugareños quienes exigen al alcalde Demetrio Vallejo Juárez mayor seguridad o de lo contrario que renuncie al cargo.




Ver Botones
Ocultar Botones